Wednesday, December 22, 2010

Meet Cute

Melinda was running late. She had told her friends she would be there at 5:30, and she left her house at 5:35, and still had to stop by the outdoor market to buy some fruits for the fondue gathering. On her drive to the market, words and feelings from last night's phone conversation with Angela kept spinning through her head. Angela, one of Melinda's closest friends, who had moved to the west coast nearly five months a go, had called to announce her engagement. She couldn't avoid think about what her friend sentenced last night: "Melinda, I swear, if you don't move to another city,  or at least make some effort to meet someone, you're never going to find  anyone right for you". Angela always wanted to set her up with her guy friends but Melinda hated this because of it's "forced" nature. Eventually, Angela got the message and stopped trying to fix her up with people. Even though Melinda wasn't as superficial as her friend, she had always wondered why there was such a scarcity of good looking men in Claremont. At 5:43, she was parking her small sports car at the market. She quickly took several paper bags and started picking green apples, peaches, bananas, pears, and mandarin.   She was almost ready to go when she remembered one of the best fruits to combine with chocolate was strawberry.  She turned around, and quickly walked towards the berries area to grab some. She aimed directly to the strawberry basket without realizing there was a striking young man in the same spot, with his hands inside the basket. Their fingers touched in the midst of all those berries and she looked up to find a pair of emerald green eyes and an adorable-dimple-smile looking back at her. A tall, ghost white, black hair beau apologized, for what seemed like no good reason, and she didn't know how to respond. Her jaw fell open in astonishment and then, in embarrassment after a few giggles, she managed to say "No, I'm sorry, I'm in such a hurry I didn't see you until....". The instant these words escaped out of her mouth she regretted saying them. They had killed any possibility of an interesting conversation taking place. "Oh, ok, I'll stay out of your way, then"... but she was fast enough to tell him "No, It's ok! I'm already late anyways". He laughed. She laughed. And then asked the inevitable "why so many strawberries?" "Oh! I have a get together with my girlfriends, we're supposed to drink wine, eat cheese and chocolate fondue and talk about our unexciting and non-existing love lives." He kept looking at her with a question mark on his face, so she explained "the strawberries are for the fondue". But apparently, the strawberries were covered, his puzzled face was for an entire different reason, "How come a beautiful woman like yourself has an 'unexciting and non-existing' love life?" Melinda blushed at the question, but felt completely flattered and excited he thought she was beautiful. She took advantage of the situation and told him "that would take hours and many cups of wine to explain". The stranger looked deeply in her eyes, smiled and asked her "how about over dinner, Friday night?" Melinda couldn't believe it. In what alternate universe was living in? How did this happen? She felt like she was part of a movie. She quickly smiled back at him and told him "sure". They exchanged numbers, smiled at each other, said their good byes. And Melinda forgot she was in a hurry. As she walked back to the car she still couldn't believe what just happened. She turned the engine on, speed dialed her friend. She couldn't wait to tell her what had happened. Almost immediately she hung up. Maybe she should keep this to herself. At least until the date takes place.

Tuesday, December 7, 2010

thoughts on a random night

Estoy en mi ático. Tengo hambre. Los vidrios están empañados y el reloj marca la 1:09 am, hora en que se supone debo estar fajada haciendo un resumen de 'Gerencia de empresas' (a última hora- classic Ani) y sin embargo estoy aquí, evadiendo a toda costa tener que regresar a esa cuartilla de Word y convertirla en un documento decente de 15 páginas. La verdad sea dicha, tengo sueño, y mientras más tiempo pase aquí, más tardaré en llegar a esa cama sabrosa que me espera en mi cuarto. Pero por un lado estoy escuchando la banda sonora de Adventureland, por otro estoy chateando por el celular con mi amigo Roberto, que acaba de llegar de Bogotá (y se está quejando de que los colombianos son unos pueblerinos que sólo toman agua ardiente) y por el otro lado tengo a Kala echada sobre mis pies, debajo de la mesa/escritorio, respirando profundamente como quejándose de que con esta música no la dejo dormir. Y no podía dejar de abrir el Blogger para contarles esta tontería. Y es que a todas estas me dieron ganas de escribir para decirles que esta música que estoy escuchando es genial y me tiene de súper buen humor a pesar de la detestada tarea y el sueño que cargo. Son canciones viejas, de los 80s la mayoría, pero juntas y en este momento me hacen absolutamente feliz. Y como soy una eterna sentimentalista, procedo a listarles las canciones y explicarles lo que cada una me hace sentir.

1. The Cure- Just like heaven: me da una añoranza absoluta de escribir una historia de amor como pocas, que a la vez me encantaria vivir en carne propia. Ganas de enamorarme cegadamente, bailar con él (por ahora fantasma) debajo de la lluvia mientras paralelamente el soundtrack dicta la escena Spinning on that dizzy edge I kissed her face and kissed her head And dreamed of all the different ways I had To make her glow "Why won't you ever know that I'm in love with you That I'm in love with you"

2. Velvet Underground- Here she comes: pienso en los meses en los que estuvimos esperando el nacimiento de Lucía (mi sobrinita) y en los días que faltan para conocerla (está en los Miamis).

3. Crowded house -Don't dream it's over: Sé que la he escuchado incontables veces, tantas como para haberla tenido en mi computadora alguna vez, pero sé que ese "Crowded house" no me suena en lo absoluto. Y me dan ganas de buscarla en google. Pero entonces ya no tendría que pensar, y qué aburrido eso, ¿no? Pienso también que ha podido ser de otra película, una película que vi incontables veces chiquita, estilo Now and Then, pero esa no es, y no puedo ponerle nombre a la sensación que me da no tener el nombre de la película en mente. En fin.

4. The Velvet Underground- Pale blue eyes: Quiero un moreno de ojos claros. Come to me, baby. Y así poderle cantar "Linger on, your pale blue eyes"

5. Big Star-I'm in love with a girl: me traslada a la película y al pobre chamo (Jessie Eisenberg) enamorado de Ms. Twilight, que es medio bichita, y él es todo bueno (y virgen).

6. David Bowie- Modern Love: Pienso que lo que era amor moderno en ese momento, es amor añejo en estos días. Pero igual es divertida la canción y pensar que había un momento en el que la gente no salía por cinco meses y que tanto los hombres como las mujeres estaban claros en qué era lo que querían/buscaban en una relación.

7. Falco- Rock me Amadeus: Me recuerda a Diverland en Margarita y la máquina esa que daba vueltas rápidamente, que uno se tenía que pegar a la baranda y era super amenazante.  ¿Alguién se recuerda del nombre? La única vez que me metí, en pocos segundos eché el waffle. Literalmente. Y de repente me entra la melancolía porque pasé tantos veranos/semana santas/diciembres en Margarita y ahora el parque ni siquiera abre. La rueda tiene las luces prendidas casi siempre no sé para qué... gastar electricidad en vano, supongo.

8. Husker Du - Don't wanna know if you're lonely: Me trae recuerdos de mi adolescencia. Pero las buenas rachas, dejando a un lado los momentos tristes/incómodos/extraños.

9. The Outfield- Your love: me recuerda a mi amigo PITI que siempre nos llevaba de rumba en rumba y en el carro no podía faltar esta canción de los 80s. Hizo que se convirtiera en mi favorita.

10. The Replacements- Unsatisfied: Look me in the eye and tell me, that I'm satisfied. No hay palabras para expresar lo mucho que me encanta este grupo. Hace años escribí en este blog sobre otra canción de ellos, muy triste y muy profunda que se llama "Here Comes a Regular". Creo que hasta puse un video que cada vez que lo veo me para los pelos de punta y me saca las lagrimitas. Ellos definitvamente hacen música poderosa porque es música que te mueve por dentro y te hace sentir cosas que no habías sentido en demasiado tiempo. 

Es todo... y decidí que mejor me despierto temprano mañana a terminar la cosa esta porque me estoy cayendo del sueño.

Monday, December 6, 2010

El alma siempre sale a flote


Ricardo estaba cansado. Llevaba muchos años con la misma carga a cuestas. La promesa de ayudar a quien necesitaba de él, quien moría por él, quien respiraba por y gracias a él. Asumió esta responsabilidad como había asumido muchas otras en su vida, pero ésta en específico requirió de muchas cosas. Una de ellas olvidarse por completo de la palabra "yo". En un intento de ser generoso y caritativo, de olvidarse de si mismo para ayudar a los demás, vertió en un envase todas sus ambiciones personales, pasatiempos, pasiones, amigos, conquistas, mujeres, y sueños mojados. Cerró el envase herméticamente, por una causa noble, que de seguro lo ayudaría a convertirse en mejor persona y remendar el alma por las pocas cosas malas que había hecho en su vida. Esto tendría que desaparecer las viejas cicatrices. Sacrificaría su vida por algo mucho más puro. Y todo valdría la pena.

Pero la verdad es que ya han pasado tres años, y hoy Ricardo se encuentra frustrado y completamente deprimido. Entre tanto pensar en los demás y dedicarse a cuidarla, se había perdido en un laberinto de heridas y remordimientos, de quien se entregó a algo sin ver las consecuencias que esto traería. A menudo conseguía sentir satisfacción personal por el bien que había hecho, sólo para en ocasiones ser rebotado en su cara por la misma persona, que en momentos de ira y frustración, se quejaba de su caridad por no tratarse de acción consecuencia de un amor correspondido. 

Ricardo no entendía de dónde venían sus quejas. "Pero si estoy aquí para ella cuidándola y dándole mi compañía". Y es que ella nunca quiso su caridad. Lo único que ella quería era su amor. Por otro lado, en el fondo de su alma Ricardo había adoptado este trabajo pensando en lo que él podía sacar de esa experiencia, como por ejemplo que de alguna forma lo iba a ayudar a borrar el pasado, a sentirse bueno, a remendar su alma. Naturaleza al fin de una persona egoísta que no hace nada si a la hora de las chiquitas no es para beneficiarse a si mismo

Anoche Ricardo no cerró ojo. Se encontró echado en su estrecha cama, fantaseando con todo aquello de lo que había vertido en el envase. Quería una mujer para amar. Un trabajo que lo colocara en una posición prestigiosa a nivel profesional. Quería recorrer el mundo treinta veces, conocer hasta el último rincón a la derecha. Olfatear las flores más exóticas. Tirarse de paracaídas. Ricardo sólo podía pensar en todas las cosas que estaba perdiendo, al estar ahí, cuidando de alguien que no apreciaba sus intenciones y que sólo sufría al verlo tan cerca de ella sin poder tenerlo realmente. 

El cansancio y la tristeza de sentir que perdió tres años en vano lo llevaron a escribir una carta de despedida llena de frases bonitas que consiguieran consolar a quien leyera esas líneas tan inesperadas. Y en el camino largo y frío de regreso, en el que el autobús se tambaleaba de un lado a otro por las fuertes brisas decembrinas, Ricardo tuvo muchas horas para pensar en su alma. La realización del trasfondo de todo lo que había y no había pasado,  fue lo que lo golpeó duramente. Darse cuenta, por ejemplo, de que no se trataba de un alma caritativa si no de un alma sedienta de autosatisfacción, le revolvió las vísceras. Verse al espejo por unos cuantos minutos y entender que el reflejo está lleno de ego, era algo que desafiaba su mentira mental de todos los días, rompiendo en mil pedazos la superficialidad de su vida y llegando a entender que nunca se desprendió de si mismo. Esos años se trataron únicamente de él- presente y futuro de un eterno egoísta.


Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)