Thursday, June 30, 2011

Crónicas Margariteñas N° I

Nota: si está sentado en un cubículo, obstinado de trabajar, esta entrada puede ser muy nociva para su salud.

Ayer me puse a tomar el sol en la piscina, mientras leía las últimas páginas del libro que les comenté mas abajo. Estaba pasándola divino, aunque sí les reconozco, tomar el sol en la piscina es un soberano fastidio comparado con tomar el sol en la playa, con la brisa del mar, viendo las ojas caer, la gente caminar y enterrando los dedos del pie en la arena.

Primero porque el calor es horrible, uno se siente sancochar, no hay briza alguna, y te tienes que meter en el agua, para no derretirte, cada 15 minutos, y luego volver con el fastidio de untar protector solar por todo el cuerpo, la cara, etc. Hoy se me olvió hacer eso en una de las tantas que me metí en la piscina y ahora tengo la cara poblada con un millón de pecas marrones/casi negras, que se me alborotaron por el sol. Yo les digo, sí, me gustan mis pecas, pero a veces son un martirio. Espero, en un futuro, no odiarlas porque se me hayan convertido en manchas.

Pero bueno, al final del día, prefiero estar en la piscina tomando el sol que perder la mitad del día en el Townhouse bajo el aire acondicionado congelante haciendo (yo no sé qué) que tanto hace mi mamá las cinco horas próximas después de que se levanta. El martes fuimos a Playa El Agua. Llegamos a las 3:30 PM. A las 4:30 empezó a llover. Nos refugiamos un rato en un restaurant de esos playeros, mientras pasaba la nube negra, y luego nos volvimos a explayar en la arena. En cuestión de 15 minutos volvieron a caer esas gotas heladas y gruesas que son lo más desagradable cuando ya el sol tiene rato escondido. Nos fuimos corriendo al carro para regresarnos a la casa. No habíamos terminado de salir de Playa El Agua cuando ya el sol estaba otra vez radiante y brillando en todo su esplendor. Esas lluviesitas, son definitivamente, ganas de joder (pardon my french).

Luego llegamos a la casa y estuvimos con mis tíos y primos un rato hablando tonterías y pasándola sabroso. A golpe de ocho nos metimos en el Townhouse y vimos la primera película que agarramos por DirecTV, Rainman, la de Tom Cruise con Dustin Hoffman de los años 80’s. Ya yo la había visto (de hecho la compré en DVD hace un par de años porque me encanta) y por supuesto mi mamá la había visto mil veces, pero nos echamos en el sofa a verla y la disfrutamos un montón. En una de esas mi mamá se fue un segundo a la cocina y en cuestión de quince (15) minutos ya la comida estaba lista! Había hecho chuletas ahumadas (con una salsita deli), mazorcas, y un arroz blanco que también estaba exquisito. Todo eso, ¡en quince minutos! Que barbaridad. De verdad que quiero aprender a ser tan diligente en la cocina como es ella.

Bueno, hoy decidimos no ir a la playa. No entendí nunca muy bien por qué, pero a mi mamá le dieron unas ganas horribles de ir a Sigo, y a mí me dieron unas ganas horrible de terminar mi librito. Ella yéndose, yo terminando mi librito, y me quedé sola el resto de la tarde. Así que la he aprovechado al máximo para escribir (no me arrepiento de haber cargado con mi laptop hasta acá, aunque no tengamos wifi), supongo que mañana iré corriendo al Cybercafé a publicar esto. Lo realmente fastidioso es que cuando no escribo algo en el compose mode de Blogger, el formato cambia cuando lo copio de Word (por más que le ponga el mismo tipo de letra e interlineado que tengo pre-configurado en el Blog). Y luego mis ataques de neurosis me hacen re-escribir todo en el pad de blogger para que se vea todo bonito y lineado con las entradas anteriores. En fin!!! Mejor no escribo más para no matirizarme mañana re-escribiendo.

Besos

Sobre el libro que estaba leyendo y un nuevo proyecto que me vino a la mente


Esta mañana me siento algo extraña. Por un lado me siento conmovida y feliz por haberme leído el libro que me leí, y por otro lado me siento muy nostálgica de que se me haya acabado esa historia, que sencillamente, fue lo máximo leer. Creo que nunca había disfrutado nada como disfruté leer ese libro. Deben estar pensando que soy el ser más exagerado sobre la faz de la tierra, pero la verdad es la verdad (lo soy).

Pensando en qué iba escribir el día de hoy no se me ocurrió mejor entrada que una dedicada a este libro porque si 1. te gusta leer, 2. sabes leer en inglés (y entender), 3. tienes un poco de tiempo libre, 4. tienes algún familiar/amigo que venga de EEUU que te lo pueda traer, ¡tienes que leerlo! Es una maravilla. Y cuando lo hagas, te prometo que vas a estar eternamente agradecid@ conmigo y este blog por haber leído esta recomendación. Así me siento yo con respecto a mi tía Juana que se lo regaló a mi mamá para que lo leyera después de habérselo devorado ella misma.

El libro se llama The Guernesey Literary and Potatoe Peel Pie Society. Les prometo que en las primeras páginas van a entender de dónde viene el nombre del libro y por qué. Lo poco que les voy a decir sobre el libro es que el personaje principal es una escritora inglesa, que se corresponde por cartas con un grupo de isleños de Guernesey (una de las islas del English Channel). Es una divinidad leer cartas y un libro entero escrito en la primera persona de muchas personas.

Todo esto me ha dado unas ganas tremendas de escribirme por carta (en este caso será e-mail) con personas, pero sobre todo con ustedes que leen este blog (algunos que comentan, otros que nunca sabré quiénes son). Así que les dejo mi e-mail, no como adorno del post, ni para que se me llene de spam (por favor, sean considerados), si no para que me escriban. Escríbanme sobre sus vidas. Qué hacen, a qué se dedican, qué disfrutan leer, dónde viven, cómo se siente vivir donde viven, que les preocupa la mente, que los entretiene. Sean justos. Ustedes leen de mi vida siempre, yo no en todo los casos tengo oportunidad de saber de ustedes. Y me lleno de intriga pensando quiénes serán, y ¿cómo llegaron acá? Eso se lo dedico especialmente a mis lectores que no tienen blog. Por favor, escríbanme. Yo prometo responderles. Los que tienen blog también son bienvenidos a escribirme. Ya he hecho varios amigos/blogueros muy queridos gracias a este blog. Algunos ejemplos son Sophie, Andre e Isa. También conseguí a mi traductor extraordinario con Toto.

En la portada del libro sale el praise que le da Elizabeth Gilbert (la de Eat, Pray, Love) al libro: “Treat yourself to this book, please… I can’t recommend it highly enough!” Lo mismo digo. Léanselo!! Mientras más pronto, mejor. Más rápido sentirán el placer y el disfrute de leer una historia como pocas.

Wednesday, June 29, 2011

El fenómeno de Adele

Tengo meses queriendo escribir esta entrada. Tal vez, si lo hubiese escrito en su momento (como octubre del año pasado), esta crítica no parecería tan trillada como puede parecerlo ahora. Sin embargo, esta artista y el fenómeno que ha desencadenado, son cuestiones muy grandes como para no hablar de ellas aquí en Me & My. 

La primera vez que escuché Adele fue en el 2008 cuando en el capítulo final de la cuarta temporada de Grey's Anatomy sonó su canción "Hometown Glory." La misma me fascinó, la escuchaba a cada rato y la tenía en mis mejores playlists. Hace como un año escribí la traducción de esta canción y la publiqué en Me & My como un tributo a Caracas. Ella la escribió pensando en su amor por Londres y yo la traducí pensando en mi amor por Caracas. Si no la han escuchado, de verdad que se las recomiendo. Es una canción que tiene una composición de piano espectacular y una letra que muy bien la acompaña, cantada por esta niña que tiene una potencia en su voz más admirable que la de Soledad Bravo (me disculpan la comparación - está totalmente fuera de lugar).

Poco a poco fui investigando sobre su vida, y escuchando sus canciones. Debutó en el 2008 con el disco "19", cuando tenía, precisamente, 19 años. El disco tiene canciones variadas, unas más movidas que otras, pero todas con muchísimo alma. Son historias de distintos momentos en su vida y los ritmos van de acorde con la interpretación de las letras. Canciones como "Chasing Pavements", "Best for Last", su mágica versión de "To Make You Feel My Love" y su vibrante estilo tan característico en canciones como "Daydreams".

Adele escribe sus canciones y en cada una va dejando su alma y huella. El poder de su voz es igualado únicamente con su personalidad. Su primer disco es bueno, pero su segundo es aún mejor. "21" se dio a conocer a las masas con su interpretación en vivo de "Someone Like You" en los Brit Awards 2011. Es la primera artista que, desde la época de los Beatles, ha logrado mantenerse en el top cinco de los mejores sencillos y los mejores álbumes. Su disco, 21, estuvo de Nº 1 durante once semanas consecutivas en el UK Album Chart, y nueve semanas consecutivas en los Billboards. Es la única cantante femenina que ha logrado vender la cantidad de discos que ha vendido. Por cierto que su último álbum es el segundo más vendido en la historia del Itunes Music Store, estuvo de Nº1 durante ocho semanas y logrando además traerse consigo al primer cd, 19, que también figuró entre los cinco más vendidos durante numerosas semanas.

El primer sencillo de 21, es "Rolling in the Deep" una canción muy enérgica y vengativa sobre lo que hubiese podido ser una historia de amor que terminó prematuramente. Tras cantar "Someone Like You" en los Brit Awards, ésta se convirtió en el segundo sencillo promocional, una canción bellísima con la cual todos nos podemos identificar (un poco raja venas, si les soy sincera) pero es la propia canción de despecho (y creo que la más bella que he escuchado en mi vida). La escribió ya cuando estaba empezando a grabar el disco, un buen día que se enteró de que su ex novio se había casado. Tras el éxito que ha tenido la canción, el coño tiene las santas b*las de demandarla por derechos de autor, ya que el fue su "inspiración". (WTF) 

Además de esas dos canciones, les recomiendo muchísimo Turning Tables y Don't You Remember, aunque realmente todo el CD es excelente. ¡Cómprenlo! 

Les advierto que sí le hacen caso a esta crítica, van a estar pegados con Adele un buen tiempo.

Tuesday, June 28, 2011

Me llamo Ana Sosa y tengo una grave adicción con esta película

Yo podré decir lo que sea en este blog. Pero en el fondo fondo, pocas personas son tan románticas (o cursis) como yo. Recuerdo cuando era chiquita estaba "enamorada" de Joey y Dawson en la primera temporada de Dawson's Creek. Si yo sé. Que cursi, y que extraña soy. En vez de soñar con él todas las noches, yo soñaba con ellos dos, porque me parecía que eran perfectos el uno para el otro y esa historia de amor me daba ilusión en mi vida. Cuando terminaron y más nunca volvieron, le agarré un odio desmedido a esa serie, tanto que hasta el sol de hoy no los perdono y me parece una de las peores producciones de Televisión que jamás hayan transmitido.

Hace unos meses vi Letters to Juliet. Desde entonces creo que la veo todas las semanas. No es algo que planifico, pero cada vez que estoy zapping y veo que la están dando, me quedo enganchada como si fuese la primera vez que viera la película. Lo peor es que sé que es la película más ridiculamente cursi e irreal del mundo, pero no puedo evitarlo, me encaaaanta! Es una película "linda", nada del otro mundo por supuesto, pero tiene los elementos necesarios para entretenerme, enamorarme, y hacerme disfrutarla un montón. Uno queda con unas ganas de salir corriendo a comprarse un pasaje para Italia y pasar dos meses ahí paseando por la Toscana, Verona, y Siena. La película me llena de ilusiones. Y quiero, por y sobre todas las cosas, conseguir un chico tan bello como Charlie, que en verdad es el actor australiano Christopher Egan que tiene esa combinación perfecta de sonrisaquemata/miradatraviesa/picardía/charm/badboygoodboyfeeling/acentointeresante, etc.


La protagonista es escritora. Creo que todas las películas que tienen esa combinación de escritora + Italia me encantan. Lo mismo me pasó con Under the Tuscan Sun, que la vi hace mil años cuando salió en el cine. Si llego a convertirme en una escritora famosa algún día definitivamente me compro una casa en Italia!  La música de Letters to Juliet es buenísima. Lástima que no sacaron el Soundtrack y tengo que hacer magia para conseguir las canciones y escucharlas en Youtube cada vez que me da el antojo. 

Todo el argumento de la película se basa en esta carta que le escribe Sophie, en representación de Julieta, a alguien en respuesta de su carta inicial. Aquí la pongo para los que son cursis como yo, la puedan disfrutar:

"'What' and ‘if’ two words as nonthreatening
as words come. But put
them together side-by-side and they
have the power to haunt you for the
rest of your life: ‘What if?'..."

"I don't know how your story ended.
But I know that if what you felt
then was love - true love - then
it's never too late. If it was true
then it, why wouldn't it be true
now? You need only the courage to
follow your heart..."

"I don't know what a love like that
feels like... a love to leave loved
ones for, a love to cross oceans
for... but I'd like to believe if I
ever felt it. I'd have the courage
to seize it. I hope you had the
courage to seize it, Claire. And if
you didn't, I hope one day that you
will."

Monday, June 27, 2011

Vacaciones idílicas

Hoy me voy de vacaciones a Margarita. No podría pensar en un lugar mejor para descansar y respirar otro aire por un par de semanas. Margarita es, sin lugar a dudas, uno de los lugares que más disfruto del mundo. Una tierra paradisíaca que forma parte de mi vida desde que tengo dos años de edad. Margarita es mi país hecho isla, es mi raíz, hogar de mis adoradas playas caribeñas, el lugar donde se respira el auténtico y fresco aire tropical. Donde las empanadas de pabellón saben a gloria, donde las olas siempre tienen el tamaño perfecto. Donde las playas son todas distintas unas de otras. Donde, manejando, respiras espacio, amplitud, una vista sin igual y unos atardeceres fucsia con anaranjado y unos pequeños peñeros en el horizonte. Margarita es una isla verdadera, donde se siente Venezuela (propiamente dicho) en cada esquina de cada lugar.  Si me vieran como le vendo Margarita a mis amigos extranjeros pensarían que soy la propia agente turística. Pero la verdad es que mi amor por Venezuela, en gran parte está definido por mi amor por Margarita. He visitado otros destinos caribeños, como por ejemplo Cancun, y me parece que no tiene punto de comparación con mi adorada isla. (Y lo digo porque prefiero ochenta veces a Margarita). Estoy muy emocionada con este viaje (que tengo bien merecido, por cierto) y creo que más que todo me va a servir como punto de inspiración. No es mi intención irme para estar pegada a una computadora todo el día, pero si siento la adrenalina con nuevas ideas para escribir en las venas, lo siento, iré un momentito al cyber-café y les escribiré desde allá!  Voy a tratar también de escribir en un cuadernito que me compré en Buenos Aires que aún no he estrenado. También quiero aprovechar mis vacaciones para leer y para compartir con mi mamá, que aunque vivo con ella, siempre disfruto cuando compartimos juntas en la adorada Isla. Les comento también que siempre he pensado que en un par de años me encantaría mudarme a esta isla y dedicarme 100% al oficio de la escritura. Es algo que me encantaría poder hacer, darme esa oportunidad.  En esta visita voy con los 'ojos pelaos'- ojos de quien quiere volver a vivir y así juzga lo que le rodea para ver si en verdad sigue teniendo la misma magia. Veremos! Deséenme suerte.

Sunday, June 26, 2011

La cárcel en la que se ha convertido Facebook


Hace un tiempo Facebook era divertido. Con sólo entrar al portal podíamos tener una buena idea de la vida de nuestros amigos y gente a fin. Nos enterábamos de los viajes, de los noviazgos que empezaban y terminaban, de las personas que estaban viviendo afuera, de los que siguen aquí, de las maestrías, aventuras y demás actividades que hacían nuestros amigos. Era chévere, porque aunque uno tuviese siete años sin ver a Fulanito, sabíamos más o menos qué era de la vida de Fulanito y así teníamos una idea general de todo el mundo. 

Hace un tiempo, uno podía escribirle en el muro a las personas, buscar dentro de sus amigos a otras personas chéveres, podíamos ver videos divertidos, comentar sobre las actualizaciones de estado de las personas y los comentarios que publicaban en sus muros. Podíamos iniciar foros o discusiones, enterarnos de las cosas más importantes, podíamos incluso ver en dónde estaban trabajando nuestros amigos y cuáles eran las empresas que mejor calidad de vida otorgaban a sus empleados. 

Facebook era un universo libre. Una red social que nos ofrecía ilimitadas ventajas, pero más que nada horas de diversión. Sin embargo, no es noticia nueva de que Facebook desde hace unos meses para acá se ha convertido en la cosa más aburrida del planeta. Supongo que la gente se empezó a sentir "expuesta" y por supuesto los rumores de secuestros y de más se regaron tanto que las personas poco a poco empezaron a cerrar los perfiles, a cambiar las opciones de seguridad a un nivel más restringido y eso fue un proceso que rápidamente se convirtió en una moda.

Al principio no podías ver el perfil de la gente que no habías agregado (primera opción que se descubrió y todo el mundo empezó a habilitar), luego la gente (y me incluyo) empezó a inhabilitar las fotos/videos en los que estaban etiquetados (o "taggeados") para sus amigos, luego, cuando se dieron cuenta del ridículo que hacían cada vez que terminaban una relación, empezaron a no publicar su estado de relación para no tener que pasar después por la humillación. Y ahora hemos llegado al extremo de que los perfiles no se pueden cliquear, la gente se ha quitado la opción de que uno pueda escribirle en el muro e incluso algunos han llegado al extremo de bloquear su búsqueda. Entonces sólo ellos mismos pueden agregar a otras personas, pero otras personas no los pueden ni buscar en Facebook porque son como fantasmas que nunca van a aparecer. Muchos ya ni ponen su fecha de cumpleaños. Empezaron por quitarse el año y ahora ya ni el mes podemos ver.

¿Qué está pasando? Poco a poco, todos hemos ido contribuyendo para que el Facebook se convirtiese en la aburrida cárcel que es hoy en día. Ahora sólo podemos ver las actualizaciones de los mismos 10 pendejos que nunca cambiaron sus opciones de seguridad y la verdad es que ya no nos interesa saber de sus vidas tampoco. Se nos incrustaron. Y entonces, ¿qué? Será que estamos retrocediendo. Al principio era chévere cuando podíamos restringir nuestros perfiles, y todavía podíamos ver el de todos nuestros amigos. Nos sentíamos que nos la estábamos comiendo. Hasta que poco a poco ya no nos quedan perfiles abierto y ahora sí nos damos cuenta de la cagada que iniciamos.
Ahora supongo que todo volverá, poco a poco, a ser como antes. Ahora tendremos que salir más de nuestras casas para encontrarnos con la gente y socializar. Tendremos que quitarnos la careta que teníamos antes para disimular lo chismosos que éramos, ya que ahora no podremos hacerlo secretamente, si no que en verdad vamos a tener que preguntarle a la gente por la otra gente y así tener esa "idea general" de nuestros amigos y afines. 

Ahora tendremos que volver a la odiada época de "jalar mecate" para que nos envíen las fotos a nuestro Gmail. Cosa que cada vez va a ser más fastidiosa ya que las cámaras hoy en día se han encargado de producir fotos cada vez más pesadas y tediosas de adjuntar. Tendremos que invertir nuestro tiempo haciendo cosas quizá más productivas, como leer blogs, en vez de muros de actualizaciones, o ver televisión en vez de los videos de Youtube que antes ponían nuestros amigos. Poco a poco migraremos todos para Twitter (si es que no han migrado ya), hasta que salga otra red social "más chévere", que se ponga "de moda" más rápido y que, por unos meses, sea nuestra principal fuente de entretenimiento.

Tuesday, June 21, 2011

Si ella pudo, y Toto pudo, nosotros también podemos!


Hoy leí un artículo en el NY Times que compartió mi amigo Victor por Twitter y quedé realmente inspirada. Se trata de Amanda Hocking, una joven de 26 años (casi mi edad) que desde pequeña le encantaba la escritura y siempre escribía. Todos sus manuscritos fueron devueltos con cartas de rechazo de todas las editoriales y agentes literarios posibles. Un día un amigo le dijo "no estás escribiendo como tú. Escribe las cosas que te gustan leer". A ella le gustaba leer literatura "barata" por así decirlo, literatura fantasiosa, poco aclamada por los críticos, pero que disfrutaba enormemente. Un día le hizo caso a su amigo y empezó a escribir este tipo de ficción. Decidió esta vez probar directamente con Amazon, Barnes and Noble y publicar sus historias a precios baratos y en formatos digitales. Dice que esto es tan fácil como abrirse un perfil en Facebook. 

Eso fue hace menos de un año. En ese tiempo, Amanda Hocking hizo una fortuna de dos millones de dólares auto-publicando sus novelas en estas páginas web y acaba de firmar un contrato con una casa editorial por dos millones de dólares más. ¿Por qué hizo esto si le iba tan bien vendiendo sus libros en formato digital? Porque su sueño es que todo el mundo pueda leer sus libros. Que en un futuro los vendan hasta en Walmart. Y sabe que eso no lo puede lograr sin la ayuda de ellos. 

Ese artículo me dejó perpleja. Ahora estoy loca porque me devuelvan mi computadora con internet para buscarla por Amazon y leer sus historias en mi Kindle. Ella dice algo en la entrevista que fue lo que más me marcó. Que ella siempre sintió una culpa por dentro por los tipos de libro que le gustaban leer, y entonces, cuando escribía, intentaba escribir cosas de otro tipo, pensando que iban a tener mayor aceptación por parte de las élites literarias. Cuando soltó esa pretensión y aceptó que lo que le gustaba escribir era lo que le gustaba leer, pudo triunfar con todas las de la ley.

Por lo que debo admitir que no hay libros que yo haya disfrutado más que los de Twilight. Y no hay nada que me gustaría escribir más que una historia de amor con tanta química como esa. A mí nunca me gustó la ciencia ficción pero como la disfruté con Twilight! Así que me siento súper contenta de haber leído ese artículo. Otro caso súper exitoso de alguien que se autopublicó su libro y ha sido un bestseller nacional es el fellow blogger, Toto Aguerrevere, con su libro 'Cuentos de sobremesa'. Así que yo digo, si tenemos tanta constancia/disciplina, amor al arte y talento como ellos, ¿por qué no lo vamos a lograr? ¡Espero que el mismo éxito lo podamos tener nosotros también! Pero eso sí... ¡Manos a la obra!

Monday, June 20, 2011

A falta de título...


Mi computadora está mala. Desde hace un buen tiempo suena como si tuviese una chicharra metida dando vueltas por el ventilador. Con todo y ese ruido tan desagradable, ella funcionaba. Pero llegó el momento de finalmente llevarla a arreglar y (ok, mientras escribo esto de repente, de la nada, una cana larga y horrible cayó sobre el teclado. WTF) poco a poco me estoy volviendo loca sin ella. Ahora estoy escribiendo en una computadora noventosa que tiene mi mamá en el ático de la casa. Prende, luego de que esperas 45 tras haber hundido el botón. Escribo y escribo, y en la pantalla sólo salen las primeras tres palabras que escribí hace doscientas. Poco a poco van apareciendo las otras. No tiene internet. Tenía internet pero el cable "ethernet" que va desde el sótano, al ático, haciendo un recorrido algo extraño por el perímetro de mi casa, al aparecer se dañó. Y ahora no tengo internet. Así que vuelvo a experimentar lo que es escribir primero en Word y no directamente desde el notepad de Blogger. Vuelvo a experimentar lo que es escribir sin buscar nada en Google primero, o pasearme por imágenes de Flickr que me puedan sugerir una trama interesada. 

Debo reconocer algo. Este teclado es sabroso. Y la computadora, con todo y que es de los noventa, ha tenido que ser muy avanzada en su momento porque tiene un puertito USB. Lo que no he logrado es que reconozca mi Pendrive, así que por los momentos no sé cómo ni cuándo voy a poder publicar esto en el Blog. 

En cuatro días cumplo veinticinco años. Ouch. 25 años o como dicen, un cuarto de siglo. Un cuarto e' cupón. Y la verdad es que este año -de todos los años- no tengo ganas de celebrarlo. Razón uno: el 95% de mis amigos cercanos ya no viven en Caracas. Razón dos: me siento más vieja que nunca. Razón tres: quizá deba hacer una sola celebración a finales de julio y mato tres pájaros de un sólo tiro (otro día les explico esto mejor). Lo que sé es que no tengo ganas de celebrarlo.

En menos de un mes este blog cumple cuatro años (si es que no los cumplió ya(: cuatro años siendo mi amigo más fiel. Cuatro años siendo mi "trapito de lágrimas", mi mejor consuelo, mi inspiración. Si mi blog fuese una persona sería alguien genial sin duda alguna (modestia aparte).


Tengo hambre. Ayer fui a una primera comunión y luego a un cumpleaños, y creo que comí suficiente para hoy también. Tengo ya unos meses desarrollando esta extraña costumbre de despertarme los domingos y no desayunar. Simplemente me aguanto hasta que ya me esté desmayando del hambre a las cuatro de la tarde y almuerzo en ese momento. Y como tanto tanto tanto que luego no ceno. Y así remplazo tres comidas por una. Sé que esto seguro es lo más contraindicado por parte de los nutricionistas, pero bahh. Un día a la semana no me va a matar.

Creo que voy a aprovechar esta ausencia de internet y computadora (decente) estos días para leer bastante. Me estoy leyendo un libro genial que se llama "The Guernesey Literary and Potatoe Peel Pie Society". ¡Qué nombre! ¿No? Una locura, pero les cuento que es genial. Está escrito en forma de cartas que se envían los distintos personajes... así que toda la narración está hecha en primera persona de muchas personas. Algún día me encantaría escribir un libro con ese formato. 

Thursday, June 16, 2011

Manifiesto de junio

En Caracas ha hecho un calor infernal estas últimas semanas. Exceptuando la lluvia de los últimos días, el clima ha sido tal que me he sentido como una señora en medio de un calorón de esos que son efecto de la menopausia. Un calor que en definitiva no está alineado con la tristeza ni es oportuno cuando vas nueve días seguidos a misa en una Iglesia con falta de ventilación. A falta de ventiladores, buenos son los abanicos. Veo el cielo y a veces lo que me provoca es sentir el otoño en el cielo gris, y los árboles que despiden sus hojas para empezar renovados dos temporadas después.

Y eso es ahora. Porque hay que ver que el clima en Venezuela siempre ha sido bendito. Basta que uno se vaya a otro país y tenga que aguantar meses de un duro invierno para recordar estos momentos cálidos. Una vegetación silvestre y exuberante. Y nuestro hermoso Ávila verde que nos abraza todos los días recordándonos donde estamos. Hace un par de meses estuve en Perú. La única montaña que tienen en Lima es marrón barro.

En estos días he rezado mucho. Tenía años que no rezaba si no en ocasiones muy puntuales. Supongo que la fe es lo último que se pierde porque apenas uno piensa que existe la posibilidad de que algo pueda estar mal, uno reza. O bueno, por lo menos yo rezo. Le rezo a Dios y a la Virgen Milagrosa por mi abuelita, que esté bien, que sepa cuánto la queremos y la extrañamos y que esté junto a mi abuelo en el cielo. Y le rezo a San Antonio y a San Nicolás de Bari por mi vida. Que todos mis planes salgan bien. Que no hayan contratiempos. En este momento de mi vida no necesito contratiempos.

Otra cosa que he hecho estas semanas es ponerle orden a mi vida. Y cuando digo mi vida, en verdad me refiero a mi cuarto. He botado años acumulados de basura. Me recuerdo que una tía me decía “basurita” cuando era chiquita, porque me encantaba guardar hasta el papelito que envuelve el chicle. ¡Qué horror! Pasé tres días seguidos botando y botando y botando revistas, periódicos, facturas de hace 10 años, cds, aparatos tecnológicos obsoletos (como discman, walkman, cosas así), carteras viejas, guías de la universidad, en fin. Seis bolsas negras de basura boté. Organicé todas mis fotos, cuadernos, libros y documentos realmente importantes. Lo mismo hice con los documentos en mi computadora y disco duro externo. Si no lo han hecho en mucho tiempo, les recomiendo que lo hagan. Los años pasan y uno va acumulando porquerías hasta que literalmente te llenas de mi**da.

Ayer y hoy ha llovido sabroso. Esos palos de agua que te agarran siempre en la calle, y te dejan minutos bajó algún techito, esperando que escampe, para no agarrar una pulmonía. Esto no es de extrañar pues siempre que hace unos calorones horrible es porque pronto va a llover. Además junio siempre es época de lluvia. Que lo digo yo que cumplo a finales de mes y siempre llueve en mi cumpleaños. Aunque debo admitir, nunca durante la celebración. Horas antes y horas después pero nunca durante. Nunca sé si acreditarlo a la virgencita que pongo en el jardín, o al par de cuchillos cruzados, pero uno u otro, cumplen su cometido en ese momento.
Me queda un mes y diez días. Quiero ir a Margarita. Quiero agarrar sol y ponerme dorada. Quiero escribir sin parar. Quiero ir a todos los médicos que no he ido en años. Quiero escuchar música nueva. Leer libros que me enganchen de principio a fin. Sentirme inspirada. Y sobre todo quiero que todo salga bien.

Tuesday, June 14, 2011

A mi abuela

Mamallán:

Tengo tantas cosas que decirte, que no sé por dónde empezar. Te recuerdo como alguien mágico, bondadoso, tierno y espléndido. Una persona que podía dormir por horas y días, y al mismo tiempo estar presente, extendiendo sus brazos siempre para abrazarnos con toda la ternura del mundo y compartir con nosotros lo que fuese. Tenías el carácter más dulce. No te metías con nadie. No juzgabas a nadie. Aceptabas a todo el mundo tal y como era y nunca tratabas de cambiarnos. Siempre nos consentiste y nos llenaste de mucho amor.

Por tu dulzura y tu espléndida forma de ser, fuiste también muy amada y consentida por todos nosotros. Nadie tenía corazón para decirte que no. Todos tratamos de complacerte en todo lo que podíamos. Era lo mínimo que podíamos hacer por ti. 

Tu gran nobleza e inteligencia te hizo la cabeza de toda nuestra gran familia. Porque tu eras como un imán que atraía todas las cosas buenas de la gente y todos queríamos estar contigo y compartir con esa bella persona que siempre tuviste por dentro. Estando contigo, estábamos todos juntos también. Hijos, hermanos, tíos, primos, nietos y bisnietos. Una gran familia unida por tu afecto y la sensación de estabilidad que sentíamos contigo.

Hace diez días que te nos fuiste y qué gran falta que nos haces. Tu ida dejó un vacío de tristeza en nosotros pero a la vez, nos reconfortamos cada vez que nos damos cuenta de que vives en todos y cada uno de nosotros. Estás presente en nuestro recuerdo, en nuestra forma de actuar, en las decisiones que tomamos, en la manera en que nos expresamos. De alguna manera, seguir el ejemplo que nos diste, tratar de ser tan buenos, mágicos y cariñosos como tú, nos ha dado una nueva razón para vivir en medio de tanta tristeza.

Cuando todos pensábamos que teníamos a Mamallancita por rato largo, nos enteramos que esto no era así. En demasiado poco tiempo te vimos decaer violentamente. Tuviste una muerte dolorosa. Hay quienes dicen que las personas que tuvieron una vida bonita (y mira que tú tuviste una vida hermosa) suelen tener una muerte fea. Yo no sé si creo en esto. Sé que no me reconforta porque tú no merecías ese dolor. Esa agonía. Esa impotencia gracias tu incapacidad de poderte comunicar en las últimas semanas. Pero de tu vida vamos a recordar todo lo que fuiste y todo el amor que nos diste. Vamos a recordar tu bondad, tu generosidad, tu gran capacidad de dar afecto, tu ternura, tu dulce carácter, y lo mágica que fuiste para todos. 

Sé que ahora que estás descansando y que estás en buena compañía, estás feliz. Y eso me da mucha paz. Sólo quería escribirte unas palabras para que supieras lo mucho que te amamos y te vamos a extrañar. 

Que brille sobre ti la luz perpetua,

Anita

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)