Sunday, January 20, 2008

El Diario de Marcos. Día 31

67 días. 67 días sin escribir en tus páginas. Supongo que en todo este tiempo te habrás imaginado cualquier cantidad de situaciones hipotéticas para explicar el por qué de tanta ausencia. Y tranquilo, que finalmente, ya he vuelto y te lo puedo decir mi pana, para que no te sigas atormentando.

Fui a una fiesta ese viernes y la vi. La vi palidecer se en cuanto me vió. ¿Qué pensaría? ¿Que mas nunca iba salir de mi casa? Se puso pálida y se agachó. Intentó camuflagearse con las demás personas pero no funcionó. Yo la vi y enseguida supe que era ella. No sé cómo describírtelo pero es como un sentimiento oculto entre pecho y espalda, te late el corazón, el estómago te empieza a doler, la piel tiembla, abres los ojos hasta el punto que sientes que s
e van a desorbitar, y sabes mi pana, sabes que tiene que ser ella porque sí, porque si no lo fuera te quedaría por lo menos la duda y no te sentirías así. ¿Qué sentí además de eso? Excitación. Arrechera. Ganas de acercarme a ella, agarrarla fuertemente por los dos brazos y gritarle, exigirle un por qué; pero el shock me dejó atónito. En blanco. Y entonces pestañeé tres veces. Quizá muy seguido, muy rápido, pero cuando volví a enfocar la vista, para asegurarme que no era una simple alucinación o un sueño, ella seguía ahí. Agachada, asustada e inmóvil. Estaba cerca del bar y poco a poco me fui acercando. Se dio cuenta de que la vi. Que sabía muy bien que estaba vivita y coleando. Pude sentirla cada segundo más nervioso.

Me imagino las cosas que corrían por su mente en ese momento. Cuando supo que estaba caminando hacia ella, supongo que dijo ¿para qué seguir agachada, si ya me vio? y en efecto, se levantó, avergonzada. Yo la vi con una mirada penetrante. Lo sé porque lo hice intencionalmente. Quería intimidarla, que temblara del miedo, que maldita sea se sintiera por lo menos culpable. La tenía al lado mientras me servía un vodka on the rocks.
"Así que estás viva. Vivita y coleando" Le dije, con una voz suficientemente alta para que lo escuchara, ella se acercó un poco a mí e intento pretender que no ha pasado nada entre los dos "Hola Marcos, qué tal? ¿qué es de tu vida?".. "¿De mi vida? coye, yo sigo igual, regresé de Nueva York con dos pasajes en mano para llevarte a un crucero y mas nunca supe de tu paradero, pensé que estabas muerta, que te habían secuestrado a ti y a toda tu familia, que tuviste una sobredosis, que te atropelló un carro, que" - "Ya. Basta. Me tuve que ir del país con mi familia de un día para otro, llegué antier de Italia, estaba por llamarte si no lo he hecho es porque no sabía ni qué decirte ya". No podía creer lo que estaba escuchando. El asombro de tenerla en frente, tan hermosa, tan descarada, no me dejaba digerir las palabras que estaba escuchando. "Ahh sí? Bueno, supongo que en Italia viven la edad de la piedra todavía, es decir, no existe el internet, el email, el sistema de correo convencional, y ni hablar del teléfono, celular o fax, nada de eso existe allá", le dije, con una inmensa impotencia por dentro. Me dice, con un tono melodramático (porque así son las mujeres, unas dramáticas) "¿Qué quieres que te diga? ¿ Que estoy orgullosa? ¿Que me agradó que mi papá me agarrara a las 3 de la madrugada y me dijera que empacara mis vainas enseguida que el avión sale en tres horas? Pues no Marcos, no lo disfruté, a mi también me pegó, en el momento tenía demasiadas vainas en la cabeza y créeme, tu eras una de ellas.. pero llegué a Italia y supe que era un nuevo comienzo, una nueva vida y pensé en simplemente pasar el suiche y olvidarme de todo lo que tuve que dejar atrás.. perdóname, sé que seguro la pasaste muy mal.. pero si me desaparecía pensé que iba ser más fácil para ti olvidarme y seguir con tu vida". Me dijo esas palabras y no supe qué contestarle. Realmente ahora sí que estaba en blanco. Se me trancaron las palabras, se me aguaron los ojos.

Me sentía impotente ante
aquella situación. ¿Y ahora qué hago? ¿La busco? o sigo con mi vida y la entierro? ¿Qué hago? Seguí tomando el vodka puro que me había servido minutos antes. Tomé 4 tragos amargos, uno seguido del otro, mientras la miraba y pensaba en cuál iba ser la próxima medida. "¿Y ahora qué?"le dije "¿Ahora te quedas, te vas, por qué coño volviste si empezaste una nueva vida allá?" a lo que enseguida me respondió "No regresé para quedarme, solo vine con mi mamá para buscar algunas cosas, como mis notas certificadas, despedirme de la gente y firmar la venta de la casa, a la fiesta vine porque sabía que te iba encontrar aquí". ¿Qué les parece? mentirosa la niña, "Claro, seguramente por eso es que estabas agachada en cuanto me viste", "Estaba nerviosa, no sabía cómo ibas a reaccionar".

Esa noche me di cuenta de muchas cosas. Sigue siendo igual de hermosa,
de atractiva e inteligente, pero mi corazón ya no está con ella. y ¿cómo estarlo? Si me rompió el corazón, se fue y no fue capás de avisarme. La puedo perdonar pero nunca voy a olvidar lo que me hizo. Esa noche hablamos un rato más. De todo un poco, de Nueva York, de Italia, yo hablaba y supongo que se notaba que entre diente y diente sólo tenía el resentimiento que por dentro le guardo. Ella, tan impecable, cómo si nunca le ha tocado vivir algo fuerte, contándome entre copas y risas lo bien que le va en Italia y lo rápido que fue el proceso de adaptación. Y yo solo recuerdo, las noches en vela que pasé pensando en ella, los momentos de ira, la impotencia, la obsesión, la constante investigación fallida. Los tragos amargos, la depresión, el crucero, su casa en el vacío y el vacío que me dejó por dentro. Ya nada podría ser igual. Me tomé 5 tragos hablando con ella y me largué de ahí.

Quería llegar a mi casa, llegar y contártelo todo, porque tu has sido el único que realmente ha estado ahí para mi, siempre constante y te sabías todo lo que había pasado con ella casi que mejor que yo mismo. Salí en mi camioneta, paloteado, y corrí por la Cota Mil a toda mecha mi pana pero me ocurrió algo. En la oscuridad de la noche me di cuenta que alguién me seguía. No sabía cómo reaccionar. Créeme, una vez que estás en esa situación no sabes qué coño debes hacer. Yo actué mal. Y digo que actué por lo que ocurrió después. Subi la velocidad y perdí control de la camioneta. Se volteó y caí inconsciente, realmente no te puedo
decir qué pasó porque no recuerdo, supongo que el golpe y el impacto me noquearon. Me dicen que el carro tuvo que haber dado varias vueltas en la volteada y que quedó ruedas arriba. Alguién llamó a la ambulancia - ni idea de quién- y yo volví a saber de mi vida 3 semanas después. Estuve hospitalizado en la clínica El Ávila durante casi dos meses. Los dos meses que tengo sin escribirte.. Supuestamente tenía una serie de traumatismos internos y hemorragias que me mantuvieron en terapia intensiva durante muchos días mientras intentaban salvarme la vida. Luego estaba de reposo, entubado, exhausto aunque tenía días en cama, me dolían todos los músculos y tenía morados por todo el cuerpo. En la cara me fracturé la nariz y aun cargo algunas cicatrices que me dijeron se van a ir desapareciendo con los meses. Ahora me siento "bien" aunque sigo teniendo ciertas incomodidades. Tenía los dos brazos enyesados y por eso no podía escribir. No sabes la sensación de alivio que tengo en este momento y ni te imaginas las ganas que tenía desde hace semanas en escribirte y contártelo todo. Ahora poco a poco tengo que retomar las riendas de mi vida. El semestre anterior lo perdí pero no es tan grave, ahora a mediados de febrero empiezo clases de nuevo. Lo que me preocupa es el pulso (acuerdate mi pana que estudio diseño gráfico), pero tengo esperanzas que las terapias me están ayudando y voy a poder ser el mismo de antes. El Doctor Martin me vino a visitar a la clínica en varias oportunidades.. me pidió disculpas y yo, que andaba susceptible, lo perdoné. Ya C. está en el pasado y ahora que finalmente sé lo que le ocurrió pues, no me interesa. Hoy es sábado, en un rato vienen mis panas a visitarme.. mañana te cuento qué tal.

váyalo!
Marcos Steadman

5 comments:

César said...

Anita,
Finisimo como siempre el diario de Marcos, tanta ausencia valio la pena.

Gracias por la visita

Saludos

PD: Me avisas cuando leas tus predicciones para cancer jejeje

Magia de mujer said...

Cuando llegué y encontré noticias de Marcos, apareció una gran sonrisa en mi rostro :) La espera fue larga pero sabía que volvería!
Sabes qué?... me identifico con las emociones de Marcos ante el silencio; una mezcla de rabia, angustia, dolor, desesperación. Lo mejor es confrontar lo que sea por muy difícil que resulte para por fin sanar.
Bravo por Marcos! y un gran abrazo para ti que magistralmente traes a nuestra vida su historia.

Que 2008 esté lleno de cosas ricas y éxito para ti.

Saludos :0)

Andreína Romero said...

Ani! que bien que apareciste! y tan fiel leyendo mi blog de una! jajaja

La verdad que qué fino tenerte de vuelta...(y a Marcos...tieso y todo..jaja)

Tienes una chispa excelente...LEer este capítulo sólo me hizo recordar...recordar que alguna vez fui Marcos...pero que mi reacción fue un poco distinta..(un poquito..nada más huir del lugar inmediatamente..jajaja)

Me encanta como escribes... sigue haciéndolo!!!

Un abrazo grande!!

Minhe said...

Aniii que gran regreso!!! super bueno de verdad que cada vez escribes mejor chama :)

Gracias por pasar y avisarme de este estreno!!! yo tambien estaba un pocoo perdida pero ya actualicé ;)

Saludos y Besos!

ڸoSuÉ  said...

q bien escribes! el asunto es q esa situación me pasó de un modo parecido, es tan extraño saludar a esa persona que en tu interior odias por haberte hecho una mala jugada...

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)