Sunday, January 31, 2010

Aprendizajes de enero

1. "Somos culturas de incertidumbre" : En el trabajo, tras algún comentario que hice al estilo "no sé  que pasa que xxxx, debe ser que como es de xxxx, tal cosa"... mi jefa me dice - sabiamente (y parafraseando)- "¿Por qué no llamas a RRHH y preguntas? Aquí, en América Latina, somos culturas de incertidumbre, tenemos alguna duda y en vez de preguntar y averiguar de una vez la respuesta, asumimos cualquier cosa y nos quedamos con la interrogante." ¡Qué acertado ese planteamiento! Y es que es verdad, siempre estamos en una de esas "¿por qué será tal cosa?" y lo máximo que hacemos es buscar la respuesta en GOOGLE. ¡Inadmisible! Hay que acabar con la cultura de incertidumbre. Tenemos que aprender a aclarar las dudas y no quedarnos en stand by.

2. La página web www.rae.es se ha convertido en mi mejor aliada. Tanto en el trabajo, como en tiempo libre, RAE rocks my world. Computer geeks: por favor invéntense una aplicación RAE para el Blackberry, sería lo máximo.

3. Me he dado cuenta que, la paso mejor en mi casa tomando un vinito y escribiendo, que en una discoteca. Definitivamente ya la edad me está pegando. Los intereses son otros, 100%

4. Ver videos en Youtube me entretiene. Y bastante. Mucho más que el swapping en el cable.

5.  Me costó rehabilitarme de mi adicción al Twitter pero creo que era más que necesario. Me gusta más la "cyber-experiencia" que tengo ahora.

6.  No importa lo ocupada que esté, actualizar este blog es posible. Prueba de ello,  las 15 entradas que publiqué en este mes (el mes más FULL de mi vida - en la calle de 8 am a 10 pm!).

7. La única forma de sacar adelante este país, es, como dice Uslar Pietri,  siendo excelentes en lo que hagamos http://www.youtube.com/watch?v=CNjM8wdYDxI. (gracias hv por el link!!!)


Un gran paréntesis

Abro paréntesis. En Venezuela estamos viviendo un momento histórico. Estamos viviendo, si se quiere,  un momento de caos colectivo.  Mientras atravesamos un período de sequía preocupante -que ha derivado una crisis energética sin precedentes -,   una inflación que expertos estiman será de 35% en un par de meses, mientras los índices de inseguridad suben violentamente (Caracas considerada 2da ciudad más peligrosa del mundo), mientras el gobierno cierra medios de comunicación social a su antojo,  e l movimiento estudiantil se ha convertido en el principal protagonista de protesta en contra  todo lo que está mal en el país.  La respuesta de los organismos gubernamentales ha sido agredir através de la violencia, haciendo uso de armas, atacando incluso los diversos campus universitarios y amenazando la vida de quienes luchan por una democracia. A la fecha, el numero de muertes y presos políticos es alarmante.

Les comento todo esto porque este contexto me paraliza por completo mi proceso creativo de escribir sobre las cosas que realmente disfruto, como pueden ser el cine, la literatura, y el arte. (Me siento mal escribiendo de estas cosas cuando el país está atravesando por dicho proceso - siento que en cierta medida es una imprudencia). Lo correcto, tal vez sería dejar todo eso a un lado y dedicarme a escribir de política, de derechos humanos, crónicas sobre el movimiento estudiantil tal y que se yo. Sin embargo no lo haré porque no soy periodista, porque no disfruto escribir sobre eso, y porque pienso hay muchas personas mejores dotadas que yo, que entienden mejor el proceso, que tienen tiempo para participar activamente en él y que inequívocamente narrarán todo lo que está ocurriendo. Yo no lo haré. Y no es porque no lo apoye (claro que sí lo apoyo y me siento súper orgullosa de ser ucabista y de todos los que estamos dando la cara por el país). Simplemente no soy la persona para hacerlo.

Cerrando el gran paréntesis, les comento que trataré de seguir escribiendo, muy a pesar de si me sienta "imprudente",  “inspirada” o no, ya que pienso que los escritores no podemos depender de eso.

En pocas horas empieza mi mes predilecto del año: FEBRERO, lo que se traduce en CINE. Las nominaciones a los premios de la academia serán publicadas este martes, y me dedicaré a ver cuánta película me de chance de ver, y escribir críticas sobre ellas en este blog. El propósito es crear un espacio de discusión sobre estos films y juntos hacer nuestras predicciones (el año pasado pegué solo un par).  Los que disfrutan de ir al cine, y viven en Caracas, escríbanme! Yo voy al cine así sea sola, pero me encanta la compañía y poder discutir sobre la película después... Por lo general voy al Trasnocho Cultural o al Centro Plaza! Avísenme  si se anotan :).

Saludos,
Ani
PD: para marchar los fines de semana, también estoy disponible :)! Entre semana el trabajo no me lo permite :(

Saturday, January 30, 2010

Mi libertad

La sensación de libertad que he tenido estos últimos años en Venezuela bien podría calzar en las siguientes palabras de Cortázar:
"No quedaba más que una parva libertad condicional, la irrisión de vivir a la manera de una palabra entre paréntesis, divorciada de la frase principal, de la que sin embargo es casi siempre sostén y explicación".

Friday, January 22, 2010

Nunca pensé que fuera a decir esto...

... pero ya está bueno, SOL.  ¡Sal de aquí! No te queremos. Nos despistas. Estás quemando el pulmón de esta ciudad. Con tu brillo nos haces pensar que todo está bien cuando todo está mal. Iluminas nuestros días con tus rayos radiantes. Alejas las nubes mientras nos invitas a la playa, a la piscina. Es una distracción. No te queremos.

Necesitamos las nubes que cruelmente rechazas. Necesitamos que lloren, y lloren, y no dejen de llorar por un tiempo... hasta que no corramos el riesgo de quedarnos sin posibilidad de trabajo, de estudios, de entretenimiento, de refrigeración, de alimentación, de iluminación, entre muchas cosas más que noy soy capaz de identificar pero que sería catastróficas para nosotros.


¡ya está bueno! ¡vete ya, sol! 

Wednesday, January 20, 2010

Dile NO a las etiquetas.



Recuerdo hace unos años, viendo Sex and the City,  una escena en la que las chicas están reunidas hablando sobre las etiquetas, en especial referente a la sexualidad de una persona. Charlotte, la más clásica y tradicional del grupo, dice : I don't care if you're gay or straight. Just pick a side, and stay there" esto lo dijo, también expresando su rechazo ante la gente "nini" o bisexual. Me reí mucho, pero la verdad debo confesar que no soy una persona amante de las etiquetas.  Apartando el tema de la sexualidad de las personas (ahí si puedo estar de acuerdo con ella - o eres gay, o eres straight-) me fastidia un poco que en Caracas la gente tiende a ponerle una etiqueta a todas las personas. Aquí, o eres gorda o eres flaca, o eres fea o eres bella. Eres intensa, o eres un "huevo sin sal".  Eres una genia o eres una cotufa. Eres una puta o eres una mojigata. O eres chavista o eres opositor.  Detesto esas denominaciones extremas ante todo, y es que incluso cuando no son extremas me parecen erróneas.

No me gusta cuando la gente se refiera a alguien siempre como "el ingeniero", "la socióloga"...  ¿Qué es eso? ¿Cuánta gente no conozco que realmente no tienen nada que ver con lo que trabajan o estudian y siguen siendo etiquetados por ello? Uno puede ser alguien completamente diferente a lo que se dedica, o simplemente ser muchó más que eso y tener cualidades como persona que tal vez valdrían la pena rescatar antes de etiquetar - la vía más fácil.

A mi parecer si tuviste una depresión en algún momento de tu vida, eso no te hace "depresiva", tampoco, si te fajaste un semestre y sacaste 20, eres una "galla". Si no eres fajado en la universidad, entonces eres un "vago". Entre negro y blanco hay una extensa gama de grises, pero la gente se  empeña en ponerle un nombre a todo. Si estás saliendo con alguien, y no estás "empatada" formalmente entonces tú no estás en una relación, porque para la gente en esta sociedad importa más el título que el cariño, la exclusividad y todos los momentos que puedas compartir con esa persona.

Siempre he pensado que este extraño fenómeno es una de las características principales de la sociedad venezolana y lo más curioso es que cada vez que hablo con mis amigos que han emigrado, lo primero que comentan es referente a lo diferente que es la gente en otras tierras. Por qué no podemos avanzar, como el resto del mundo, y dejar de ponerle una etiqueta a la gente? Acaso te gusta que la gente te vea y lea en tu frente si eres Nerd, Cool, Gay, Straight, Interesante, Aburrido, Pobre, Rico, etc? Si no empezamos por nosotros mismos nunca lograremos un cambio en esta sociedad - como la he descrito antes- tan retrógrada.

Tuesday, January 19, 2010

No vale la pena


... leer más de tres libros a la vez
... escribir "El Diario de Marcos" y dejarlo en el capítulo 32, a medias
... dormir siestas en la tarde y luego tomar CocaCola light a las 10pm
... pensar que el "promedio" en la universidad no importa
... descuidar el blog unos meses
... no averiguar si tienes novia antes de que me gustes al infinito
... dejarme el cabello largo cual virgen de pueblo
... dejar todo para última hora
... no ir al cine mínimo dos veces al mes
... dejar de ir a un concierto de Jagged Little Pill por falta de compañía
... no escribir todos los días
... no saber cómo decirte que me encantas

Monday, January 18, 2010

¡Bravo! Glee best TV comedy show (Golden Globe)



Golden Globe a Glee por mejor serie de comedia. Yo digo, "Bien merecido, carajo".
Si te dijera que el show se trata de un club de canto en un high school gringo donde los "gallos" estallan cantando canciones a diestra y siniestra, probablemente reaccionarías como yo cuando escuche eso inicialmente: No tengo ganas de verla. No soy de musicales en TV.

Sin embargo, esta comedia creada por Ryan Murphy (sí, el mismo de Niptuck) es tan buena, tan divertida y tan llena de personajes vibrantes que derrumba - en el acto- cualquier defensa que puedas tener en su contra. Glee no se detiene hasta que te gana por completo. Es la historia de Will, un profesor de español que se propone dirigir el patético grupo de canto -donde participan los más rechazados de la escuela.

Murphy toma lo que muchos consideraríamos figuras cliché - como Rachel, la niña detestada por todo el mundo - Finn, el genio en futbol; Quinn, la porrista perfecta; Sue, la entrenadora cruel; Kurt, el más gay del colegio, y les extrae detalles únicos y frescos que nutren la historia convirtiendo un cliché en algo súper original. De alguna manera, Rachel acierta cuando dice  ''Being anonymous is worse than being poor…. Fame is the most important thing in society.'' Al principio, debo confesar que esa declaración me pareció muy superficial y vacía, sin embargo Glee hace que la batalla para combatir el anonimato tenga un sentido propio, de alta prioridad.

Los chicos son sumamente talentosos, y tienen, la gran mayoría, una voz muy privileagiada. Cantan canciones de diversos géneros y épocas, que van desde los 70's hasta canciones que se escuchan hoy día en la radio de Rihanna, Beyonce, Chris Brown, etc. No temen experimentar con grandes clásicos de baladas, canciones de musicales en Broadway, R&B, hip hop, entre muchas otras. Cada selección nos acerca más a la pantalla creando en nosotros una adicción a lo que ocurre en Glee. 

Si no la han visto, los invito a que hagan click  aquí para ver el trailer, aquí para disfrutar de una de las mejores canciones de los 70's y aquí para ver mi predilecta.

Un aplauso, ¡GLEE RULES!  


Sunday, January 17, 2010

Elaine and me, we're the same thing


Hace un tiempo, recuerdo hablar con un amigo sobre por qué no me gustaba algún prospecto del momento. El cuento es que en una cita al cine en Nueva York, el niño le echó tres litros del sirop de mantequilla asqueroso a las cotufas y tuvo, además, la osadía de decir "This is the best part about going to the movies". Mi amigo, escuchando el cuento, atónito, me dice: "Es que ya sé qué es lo que pasa contigo. Eres como Elaine. Igual de maníatica, neurótica y loca que te agarras de cualquier mínimo detalle como excusa para que no te guste alguien". En el momento, no entendía lo que me decía. "Si no me gusta, no me gusta, ¿qué quieres que haga? No estoy tratando de verle cosas malas, simplemente me son evidentes y me tumban la imagen del pana". La verdad es que en plena cita sólo me venían a la mente los famosos deal breakers de Nina's. Éste tenía que ser el peor de todos. Yo sinceramente no puedo contemplar estar con una persona románticamente, si ésta me repugna. Luego, mientras más veía Seinfeld más comprendí lo que mi amigo quizo decir. Y la verdad es que sí, soy como Elaine y me siento 100% identificada con el personaje. Desde sus manías con los signos de puntuación, sus exigencias en el amor, su afición por la escritura y su trabajo en el mundo de publicaciones hasta sus obsesiones y manías más bizarras, somos muy similares.  Como ella, yo también soy petitte, mis mejores amigos, las personas a las que les cuento absolutamente todo de mi vida, son del sexo masculino y  ¡cómo amo una película de Meryl Streep! Soy extrovertida hasta la médula, me puedo poner histérica - si la situación lo requiere- y jamás perdonaría a alguien que escriba un mensaje súper emocionante en un post it ¡sin signos de puntuación!

Link, LINK, link 1: Get out! 5 reasons to love Elaine Benes
LINK, link, LINK 2: Elaine Benes Quotes

Saturday, January 16, 2010

Alguien entró aquí...

... porque buscó en GOOGLE  

"Pensé que era una canción, luego lo ví convertirse en un sueño y en lo primero que pensaba al despertar, ahora no se que es, me confunde, es una pesadilla que me ahoga, poco a poco"

WTF?

Friday, January 15, 2010

"New York, I Love You"


#YoConfieso que cada vez que veo este trailer me dan ganas de salir corriendo de este país y mudarme a Nueva York (la ciudad de mis sueños).

En definitiva, creo que si aceptaran inmigrantes (que no tengan el fulano green card) ya estaría allá, instaladísima.

Veánlo y díganme si no es lo máximo.

PD: si alguien sabe cómo conseguir esta película por favor comenten...

Mientras tanto




A veces, cuando me detengo a pensarlo, realmente me asombra como somos los venezolanos. Nuestra filosofía de vida no pareciera ir más allá de un "mientras tanto" agregado a un conformismo absoluto capás de asombrar cualquier foráneo que se acerque a estas tierras.

Incluso, en una situación de país crítica, como se puede decir estamos ahora, seguimos viviendo en una fantasía, preocupados siempre por el "ahora" y nunca por el después.

Mientras tanto tenga mis cupito cadivi  a 2,15 no me importa el control cambiario.
Mientras tanto no me corten la luz o me incluyan en el plan de racionamiento eléctrico, todo bien...
Mientras tanto pueda seguir escribiendo lo que quiera, claro que hay libertad de expresión.
Mientras tanto no consiga algo mejor, me quedo con esto.
Mientras tanto no se metan conmigo, yo me quedo tranquila.
Mientras tanto me gradúo, me calo todo lo que venga.

Y la lista, como todos sabrán, es interminable. Sin embargo, lo cierto es que sin el racionamiento es probable que en poco tiempo la represa termine de secarse y nos quedemos sin electricidad permanentemente; el dólar - que de por sí sólo servía para viajar, para todo lo demás era completamente ficticio - se duplicó de la noche a la mañana y ahora el "cupito" nos rinde la mitad de la ya reducida versión (haciéndonos más pobres que nunca).

Además, ustedes me dirán, de qué te sirve poder escribir "lo que quieras" (entre "" ) si igual te pueden matar en la esquina de tu casa cualquier día a cualquier hora, porque la inseguridad no se ha atendido? Lo que es realmente alarmente es que el trasfondo de todo esto va mucho más allá. Pero no importa, mientras tanto todos seguiremos en lo mismo, escribiendo, leyendo,  estudiando, trabajando,  pero más que nada... ¡sobreviviendo!

ACSM


Foto: Indifference by RicardoCruz7

Wednesday, January 13, 2010

Nadie como tú




A ti, que me llenaste la vida de historias y anécdotas sin precedentes,
que me enseñaste el valor de la compañía 
y me diste un ejemplo a seguir
durante toda una vida. 

De chiquita recuerdo con exactitud tu mirada infinita, tus abrazos cálidos y tu sonrisa constante. Siempre cargabas caramelos en los bolsillos para darnos cada vez que te veíamos. Tu pensabas que nosotros, tus nietos, veníamos a ti sólo por ellos, pero conmigo nunca los necesitaste. Desde que  nací me tenías en tu bolsillo, siempre fue así.  Te conocí de ojos azules. Me decías que realmente eran negros, que el nuevo color era producto de la vejez y que de joven nunca fuiste tan guapo como entonces.

Vivimos un par de años juntos. Yo era muy pequeña pero recuerdo como si fuera ayer cuál era tu rutina.  A tus setetenta y tantos te despertabas a las 6 de la mañana, te vestías impecable con  pantalones de pinza, camisa, corbata, paltó y aquella colonia Jean Marie Farina, que siempre te ha quedado tan bien. Al rato desayunabas en la cocina, salías manejando a la oficina en Plaza Venezuela y cinco horas después te veíamos en el almuerzo. Luego dormías una siesta corta, te volvías a ir y regresabas a las seis de la tarde. Siempre fuiste el ser más impecable y disciplinado del planeta. Nadie puede decir lo contrario.

¿Cómo olvidar  aquella vez que nos visitaste en Washington DC? Llegaste y alumbraste nuestro hogar con tus abrazos y cuentos de la vida; tú siempre tan perfecto, tan sonriente, tan complaciente con todos los que te rodeaban. Un día te sentaste conmigo y me acompañaste a almorzar cuando llegué de la escuela. Ya  habías comido horas atrás, y mi mamá y abuela estaban de compras. Me dijiste "no hay nada más triste que comer sólo hijita" y  me acompañaste todos los días durante la estadía, pero luego te  me fuiste y la comida ya no sabía igual sin tus cuentos y sabiduría.

Siempre tenías una historia que contar de cualquier tema, y buscabas la manera de hacerme sentir mejor sobre mis problemas... Dígame aquella vez que me sentía sóla y deprimida, aprovechaste la oportunidad para recordarme cómo de pequeño tuviste que vivir en un internado a las afueras de la ciudad porque no había espacio en casa para ti. Tenías sólo 6 años, la soledad y el miedo te carcomían por las noches; tanto así que las maderas que sostenían el colchón de tu litera se pudrieron de la urina que despedías. En fracciones de segundos lograbas hacerme sentir afortunada de ser quién era y tener la vida que tenía. Cada vez que nos quejábamos de algo, porque queríamos lo que no teníamos, nos relatabas cómo en cuarto año de bachillerato te tuviste que retirar del colegio, y ponerte a trabajar en una ferretería, para ayudar con las finanzas del hogar. Y como éstas, numerosas anécdotas que ojalá hubiese guardado en una libreta. Tendría material para escribir lo que me queda de vida...

Siempre fuiste muy trabajador y estudiaste fuerte para lograr lo que pocos alcanzaban en los años 30's. Te graduaste de ingeniero, fuiste de los primeros del país. Tu experticie construyó los puentes más sólidos de esta nación. Puentes que atravieso con mi imaginación, siempre pensando en tí.

Me enseñaste tantas cosas, abuelo, tantas cosas que yo jamás olvidaré. Tus palabras dejaron su huella en mí como un tatuaje sobre la piel. Nacionalista hasta la muerte, nunca entendiste por qué tuve que probar una vida afuera. Menos mal regresaste, hijita, me decías. Siempre recordándome lo imporante que es el país. "Somos Venezuela, si abandonamos la patria que tanto nos brindó cuando ella necesita de nosotros, nunca va volver a ser lo que era antes de este señor".  El poco vínculo que puedo tener con este país lo tengo gracias a ti. A tus palabras de aliento. A tus recuerdos de una Venezuela Saudita, un país que prosperó en algún momento y que ayudaste a construir con el sudor de tu frente. Tus cuentos fabricaron memorias en mi cabeza, memorias tuyas, de épocas de antaño, memorias que aún conservo.

Cada vez que veía una clase de Historia de Venezuela corría a visitarte. Quería escuchar tus cuentos sobre López Contreras, Medina Angarita y Pérez Jiménez, entre muchas otras historias que me narrabas con exactitud. Yo te leía mis apuntes y tú me decías "eso es así, eso no fue así, ¿qué profesora es esa tan buena?" Tantas veces, abuelo, te quise llevar a mi clase. Incluso hablé con la profesora. "Ya yo sé todo eso hijita, imagínate, lo viví en carne propia", me decías.

Imposible era, por ejemplo, ir a tu despacho a visitarte (ya cuando estabas jubilado) y no encontrarte leyendo la prensa, haciendo el crucigrama del día - que luego se convirtió en el su do ku- y aquella torre de libros en tu escritorio. Libros que leías a diario. Siempre fuiste la mejor referencia. Hasta hace un par de meses te podía encontrar allí. Hasta hace un par de meses todavía caminabas, leías la prensa, hacías sudokus, te vestías impecable y recordabas detalles tan íntimos y tan lejanos, como el día de tu boda en 1948. Luego, a los noventa y dos y medio, los días te empezaron a pesar y comenzaste a cargar cada semana a cuesta como si fueran décadas.

Abuelo, hoy quise ir a verte, sentarme contigo y acompañarte. Quise decirte lo mucho que te amo y la gran falta que me haces. Quise darte una sonrisa y asegurarte que todo iba a estar bien, que te veía mejor. Hice el mejor intento, pero me acercaba y al verte ahí, acostado en tu cama, en pijama y arropado -a las 5 de la tarde- con tus ojos cerrados y morados sobre tus manos, no pude. Los ojos se me hicieron agua. No aguanté y salí corriendo. No quería que me vieras así. Te mereces más que eso.

Escribo estas palabras con un nudo en la garganta. 

Quiero recordarte como estabas hace dos meses.

Quiero que no estés tan lúcido. Que no puedas verte y entender todo aquello que te está pasando. Quiero que tengas un cuerpo que vaya a la par con tu mente. Que no sufras más. Que te sientas acompañado. Que sepas que tienes una nieta que te ama, que nunca se va olvidar de cada instante que vivió contigo. Pero sobre todo, abuelo, quiero que sepas que  no existe en este mundo alguien como tú.

Ana Cristina Sosa Morasso

Sunday, January 10, 2010

I'm SINGLE and I LIKE IT that way.


En mi familia, hay que decirlo, es un issue que yo, a estas alturas de mi vida -es decir, a los 23 años-, todavía esté soltera. Me dice, mi abuela: "No seas tan exigente hijita, así nunca vas a conseguir tu príncipe." Y me pregunto: ¿Es que acaso mi príncipe tiene que ser el primer idiota que me eche los perros? ¿Por qué no puede ser aquél que me encanta, que me llena, que me entretiene el alma y me hace feliz? Y le digo, no abuela, yo no soy exigente. Yo no estoy esperando un catire, alto, multimillonario, empresario, etc. Enseguida me pregunta, ¿entonces, por quién estás esperando?

A decir verdad, la pregunta me dejó pensando. A estas alturas no sé, ni siquiera, si esté esperando por alguien. Sólo sé que estoy harta  de salir con bebés que tienen un maní en el cerebro, que son monotemáticos, que no tienen metas en la vida, que me aburren, que besan mal y además se creen la gran vaina. Estoy cansada de salir en citas absurdas con gente que sé que no vale la pena.

 Con el pasar de los años, uno aprende a valorar su tiempo y se vuelve un poco exquisito, y esto, lo digo, es a todo nivel. Te vuelves exigente con los libros que lees, los blogs que visitas, las películas que compras, el arte que aprecias, las series que ves, los amigos con quien compartes, etc. Y así también tiene que ser con la persona en la que te involucras en una relación. Me ha pasado, que por no estar sola, salgo con niños que al final me desgastan el alma y me chupan las emociones, cual si fueran vampiros, y cuando al final nos sinceramos y todo acaba, me siento como un pajarito liberado de una jaula (así sea que me encierro en mi casa meses, sin ganas de salir, feliz de estar sóla, sin rendirle cuentas a nadie y más libre que nunca). Es cuando me doy cuenta que la paso mejor así, sin perro que me ladre, que con alguien que no me llena.

Qué decirles de aquellos tíos lejanos, que me ven tres veces al año, y al saludarme nunca empiezan por ¿cómo estás?, ¿qué es de tu vida? ¿qué hay de nuevo? No. Me ven y me plantan un beso en el cachete seguido de la detestada pregunta ¿Y entonces, los novios? Dios, no puedo entender por qué no hay otro tema de conversación en esta sociedad tan retrógrada que no sea el de la bendita pareja. Soy una mujer, estudiante, que trabaja, que escribe, que lee, que tiene mil intereses de por medio y una vida que considero poco común - al menos para mí- y tantas cosas que tengo para decirte y para compartir, ¿por qué carajo tienes que preguntarme si tengo pareja?  ¿No me ves que estoy SOLA ? ¿Y con una sonrisa de punta a punta?   Entiendo que tal vez este párrafo comunica que la que tiene el issue soy yo, pero sinceramente estoy cansada de que me comparen con aquellas primas que siempre tienen novios, que me vean como una anormal porque esté contenta así como estoy.

Amigas con novios tengo miles. Y cada vez me doy más cuenta de lo dependientes que son de ellos. En lo que terminan la relación se sienten nada, se rebajan a niveles que yo no logro comprender y se sienten incompletas. Si las relaciones te producen ese efecto, Dios me libre de ellas. Afortunada soy, entonces, de haber aprendido a ser feliz conmigo misma. Porque al final del día, amiga, tío y abuela, uno sólo cuenta con uno. Y no hay pareja que haga la magia, si no puedes estar sola, nunca vas a ser realmente feliz con alguien.

Esto no quiere decir que estoy completamente en contra de las relaciones. El amor, me ha tocado vivirlo escasas veces pero lo he vivido, es algo muy hermoso. Y si uno encuentra a esa persona que te llena, que te hace sentir especial en todos los sentidos y te completa, entonces por qué no intentarlo. Pero hasta entonces, he decidido no perder mi tiempo, al final es mejor estar sola que mal acompañada.




Disarm

Disarm you with a smile
And cut you like you want me to
Cut that little child
Inside of me and such a part of you
Ooh, the years burn

I used to be a little girl
So old in my shoes
And what i choose is my choice
What's a girl supposed to do?
The killer in me is the killer in you
My love
I send this smile over to you

Disarm you with a smile
And leave you like they left me here
To wither in denial
The bitterness of one who's left alone
Ooh, the years burn
Ooh, the years burn, burn, burn


The killer in me is the killer in you
I send this smile over to you


Smashing Pumpkins - DISARM (The killer in me, is the killer in you)

Wednesday, January 6, 2010

Contigo pero sin ti

I.
Recuerdo bien ese día. El calor era extenuante. El aire estaba cargado de humedad y despedía una sensación de pesadez atmosférica capaz de hincharnos hasta los codos. Yo caminaba muy despacio, agotada y mareada de dichas condiciones climáticas, pensando en sólo llegar a mi destino y echarme así sea en el suelo a descansar. Todo a mi alrededor estaba envuelto por un aura amarillo, probablemente efectos del sol que nos agarró desprevenidos una mañana de diciembre.  Escuchaba un eco, “aguanta Carolina, no te duermas, aguanta que tu puedes” y me parecía un poco ilógica tu frase. Sí, yo era la misma de la mirada perdida, piel pálida y cabellos rizados por el calor; pero tampoco estaba al borde de la muerte y me pareció haberme reído de ti,  entre lágrimas de sudor y desesperación genuina.

Tú, que caminabas a mi lado despacio para no dejarme atrás, en un momento te arrodillaste, colocaste tus brazos alrededor de mis pantorrillas y antes de darme cuenta me tenías cargada, en el aire, haciéndome sentir tan liviana como el humo, que se ve y no se toca. Aquello fue lo más parecido a un acto de magia que había vivido.  Tus brazos color canela me envolvieron y me llenaron de cariño. Olvidé, de inmediato, el calor y el mal rato que había pasado unos segundos atrás. Comprendí, con la cabeza atada a tu pecho, escuchando una mezcla entre el palpitar de tu corazón y tu aliento, que ese era mi lugar más sagrado, dónde nada más me podría importar.

Te miré por unos segundos fijamente a los ojos, no sé si por antojo o por costumbre, y tuve la sensación más extraña; ya tú no eras la persona con quien salía sólo para evitar quedarme sola en casa. Te habías convertido, entre momentos incómodos, besos forzados y polvos mágicos, la persona con quien, por una fracción de segundo, quise compartir el resto de mi vida. Mis pupilas estaban clavadas en las tuyas pero tú mirabas el asfalto mientras caminabas y cargabas con mi peso. Tal vez, si nuestras miradas se hubiesen cruzado en ese preciso instante, entenderías lo que sentí. Tal vez, se hubiesen disminuido las discusiones que siempre giraban alrededor de la misma frase "es que tú no me quieres". Pero esta vez mi mirada no rozó la tuya y maldije infinitamente los sentimientos - nuestros sentimientos- en des sincronía. Y es que, tú y y yo, siempre fuimos como arena y espuma, unidos solamente por pequeños instantes;  tú, siempre estabas ahí; mientras yo, iba y venía, pero nunca logré detenerme y mucho menos revelarme por completo..

Saturday, January 2, 2010

Cambio de look

Hoy, primero de enero, desperté, y al verme en el espejo quise que el reflejo fuese otro. Esta vez me provocó tener el pelo corto, en vez de largo, unas cuantas libras menos y una sonrisa de más. Perdí, en cuestión de segundos, el apetito hacia el desayuno y gané el apetito hacia la vida: ese de querer hacerlo todo, vivir nuevas experiencias y aprender más que nunca las infinitas cosas que aún desconozco. Me dieron ganas de contarte anécdotas sobre todos aquellos viajes estrambóticos que aún no he hecho; agarrar mi cuaderno y empezar un nuevo diario para llenar de aventuras de todo tipo; también quise llamarlo a él y preguntarle ¿por qué ella y no yo? Pero de pronto el reflejo me sonrió y comprendí todo lo que me costó llegar ahí. A ese instante. A ese reflejo. A esa reflexión.
No pude salir corriendo a la peluquería, ni me provocó hacer una limpieza de clóset. Sin embargo pensé en cambiarle el look a mi más preciado tesoro: este blog. Así que los saludo, en el comienzo de una nueva década, con un cambio radical de imagen, de la que  espero no nos cansemos muy pronto.

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)
 
Real Time Analytics