Monday, February 28, 2011

(Cine-Frívola) Red Carpet Oscar 2011

Creo que lo único divertido de ayer fue el Red Carpet y ni tanto (sobre todo cuando lo comparas con el del año pasado). Ante unos resultados demasiado predecibles, aunque no haya hecho ni quiniela ni haya visto la mayoría de las películas, creo que los renglones "Actor Principal, Actor de Reparto, Actriz Principal, Actriz de Reparto, Mejor Película Animada, Mejor Director y Mejor Película" eran más que predecibles.  Viendo mi post Red-Carpet  del año pasado año pasado, me pregunto, ¿Dónde estaban: Kate Winslet, Meryl Streep, Rachel McAdams, Cameron Díaz, Mariah Carey y Vera Farmiga este año? Como que el año pasado dieron demasiado de qué hablar y esta vez decidieron llegar 15 minutos tarde a la ceremonia.

¡Bueno! Ya está bueno de intro. Pero eso sí les digo, al igual que el año pasado, pienso ser lo más frívolo posible con este post. Así que si no le gusta, ¡vaya 'pal próximo!

1. Florence Welch (Florence + the machine): Amiga, ¿qué es este vestido de los años 20? ¿Por qué escogiste un color tan pálido como el de tu piel? ¡Te ves vieja y desteñida!

2. Jennifer Hudson: Amiga, no hace falta la foto cuerpo completo. Sabemos que te adelgazaste 40 kilos y quisiste lucirlo, pero ¿qué pensabas lograr con ese escote? Más que provocar náuseas...
3. Nicole Kidman: ¿Alguién que me explique qué es esto? Creo que Kidman quería demostrarle a Portman que ella era la auténtica WHITE SWAN, ¿qué? Una vez más, otra pálida que optó por el blanco. No amiga... no funciona así.
4. Penélope Cruz: De cara estabas más linda que nunca, creo que es porque unos kilitos de más se te ven bien en el rostro, pero ese clivage hasta la garganta un poco vulgar. Y el vestido pareciera que tuviese fuegos artificiales encima. Pero aún así te ves bella ¡bravo!
5. Anne Hathaway: no me da el tiempo para hablar de tus 16 vestidos, pero te diré que este me gustó bastante, a pesar de que eres bastante blanca para lucir este color. Te veías elegante y muy refinada. El vestido me encantó. Go Givenchy!
6. (NI ME SE TU NOMBRE): ¡Uyy! Ni hablemos del vestido de Baywatch estirado (Gracias Toto por el comentario, me reí un siglo)
 7. Cate Blanchett: Aquí pasa algo extraño. Te ves hermosa. Elegante. Impecable. Sin embargo, el vestido me recuerda a las estanterías de porcelana de mi abuela. Cuando detallo el vestido me parece ridículo, cursi, anticuado, recargado pero a la vez sencillo. No sé. Bien extraño este vestido. Pero tú te ves bella.
8. Mandy Moore: Uy! Uy! Uy! Como diría mi amiga Fruna, *espántico*. Estás taaaaaaan pálida que ni veo el comienzo del vestido. El peinado con la carrera en el medio y el pelo engominado grasoso pegad, NADA QUE VER, (además de que, ¿qué es ese color de pelo en ti? las piedritas sobre el vestido se ven cursis. No sé, me chocó este vestido.

 10. Amy Adams: No soy fanática de la escarcha ni de las piedritas, pero digan lo que digan, Amy Adams se veía espectacular con ese vestido extraño. ¡Finalmente alguien que sabe lo que es el contraste! Bello el azul marino en Amy. Bello el porte. Y tiene una figura para lucirla al máximo.
11. Mila Kunis: Espectacular el vestido y le luce muy bien a Mila, que es de piel semi-morena. No me encanta el detalle del encaje cubre-pezón, pero la verdad sea dicha, se veía hermosa, muy delicada y elegante. ¡Bravo!
 12. Anne Hathaway - Vercace - Impecable.
 (2nd place best dressed)
13. Natalie Portman: La máááás bella de toda la noche, la ganadora, la triunfante, ¡Natalie! Ese vestido se le veía e-s-p-e-c-t-a-c-u-l-a-r, el color más bello imposible y el corte le queda perfecto para su mega embarazo. Increíble como logró ser la mejor vestida con una barriga de 8 meses. Me imagino que habrá sido todo un reto, pero lo logró. Go, Go, Go Nat!!!

En febrero aprendí

- No seas tacaña, ve al doctor
- Échale pichón, que ya no falta nada
- Cuando te enfermas, eres incalable
- Las sobredosis de series no siempre son buenas, se acaban las temporadas y te quedas queriendo más
- No vale la pena perder tiempo en el tráfico. Hay formas de evadirlo
- Las hormonas te ponen hiper sensible - hasta el punto de llorar en el intro de una serie pendeja
- Tomar un vaso de agua justo antes de acostarte a dormir te ayudará a dormir sabroso (o por lo menos a dormir sin sed)
- Un antialérgico en las mañanas te ayudará a sobrevivir el resto del día (y cuando digo 'te' me refiero a 'me')
- Non drowsy please
- Nunca abras una cuenta en un bar en Caracas. Esto no es Nueva York.
- El Kindle es lo mejor que hay para leer.
- Estás adicta a Paul Auster
- Las buenas canciones son para toda la vida
- The Cure- Just like heaven (aunque debo reconocer que detesto el nombre de la canción- vaina pa cursi)
- El calendario del Blackberry sirve para programar múltiples alarmas. Sí, hay más de una alarma en el Blackberry.
- Sin un recordatorio, estás ponchada la mitad de las veces
- Toma vitamina C
- No olvides la tesis
- Imposible calmar a Kala cuando está tronando
- No hay inversión más rentable que el conocimiento
- Las ideas más brillantes son las más sencillas
- Promesa de buena gordita: el lunes empiezo dieta y ejercicio
- Promesa de súper buena gordita: ya va, el lunes es el último del mes, mejor empiezo el martes que es primero de marzo
- Don't take anything for granted

Sunday, February 27, 2011

Anécdota de sábado por la noche

Me pasa buscando un amigo.  Yo tenía rato hablándole de un lugar diferente, y divertido en El Hatillo así que decidimos ver qué tal. Después de una odisea para estacionarnos (y con odisea me refiero a dar varias vueltas porque todo estaba full y terminar parándonos en un lugar al lado de una línea de moto taxis que de veían bastante amenazantes) el lugar está repleto y no nos dejan entrar. Muy chimbo pero bueno, cosas que pasan, llegamos bastante tarde de todas formas. Dimos una vuelta por la plaza y terminamos en un lugar que estaba también repleto de gente, pero que carecía de un "bouncer" en la puerta que nos rebotara. Manchego y Serrano. Pedimos dos copas de sangría y nos dicen que no, que la sangría sólo la venden por jarra. Ok, bueno, será, danos la jarra pues. El tipo agarra la única jarra que consigue, una de cerámica que parecía más bien un florero, y la llena de sangría. Agarra dos vasos largos (como de ron) y los llena. Y yo me quejo y pido mi copa. Me consigue la copa. Le digo que preferimos pagar al irnos (no sé por qué diablos y le doy mi tarjeta y mi cédula como para aguantar la cuenta (condición del local). Estamos mi amigo y yo amumuñados contra una esquina de la barra, y en mi rango visual unos implantes de silicón desbordados de un escote indecente que me tenían medio fastidiada. O sea, es que no verlos era prácticamente imposible, tenía que voltear el pescuezo y luego sufrir de tortículis. Mi amigo lanza un par de chistes y seguimos ahí hablando y tomando hasta que ya no podíamos seguir tomando más. En eso viene un pana y pregunta al bar tender: ¿cuánto es la copa de sangría? - 25 mi pana - ok dame dos - (y se las sirve), en eso le digo "ajá, no y que no vendías la sangría por copa, a nosotros nos clavaste la jarra", bueno es que esto no es sangría, esto es "tinto de verano" (yo: sangre hirviendo: ¿por qué no me la ofreciste?). BUeno, en fin! Es hora de irnos, le pido que me devuelva mi tarjeta y mi cédula y pagamos en efectivo. Guardo mis papeles y nos vamos de ahí. A la mañana siguiente veo que tengo cuatro (4) mensajes en Facebook de una monarca mayor, la misma pechugona que me tenía la noche marchita, diciendo tener mi tarjeta y mi cédula y yo las de ella. Efectivamente, yo tenía su tarjeta y su cédula. Total es que la llamo y nos ponemos de acuerdo para encontrarnos en un Farmatodo e intercambiarnos papeles y tarjeta. Y al final resulta que a mi tarjeta le cobraron la cuenta de ella (el doble de la mía), encima de que ya habíamos pagado la nuestra. Y ella salió gratiñango. Le escribo que lo más lógico es que ella me transfiera lo que ella consumió a mi tarjeta y me sale con una excusa barata diciéndome que el local fue que cometió el error y que lo resuelva con ellos. Estoy INDIGNADA. Como si El Hatillo quedara a la vuelta de la esquina y como si los carajos realmente fuesen a reconocer su error y devolverme los reales. Pero bueno, como dice mi mamá, la peor diligencia es la que no se hace, así que por lo menos haré el intento de llamar y hablar con el señor a ver qué me dice. Por lo que uno tiene que pasar un sábado en la noche! Menos mal igual, a pesar de todo, la pasamos muy bien. Porque si no estaría tres veces más molesta. Y la pechugona se salió con la suya. #queinjusto

Un regreso entusiasmado

Finalmente, estoy de nuevo en mi ático. Me avergüenza un poco encontrar el mousepad cubierto de polvo y la mesa con mil objetos inútiles encima, pero más que nada el reconocer que es primera vez en todo el año que subo por esas escaleras de caracol y segunda vez que me digno a escribir en este espacio. Como saben, el año pasado fue el mejor año para Me & My (y para mí como escritora disciplinada), y no quisiera que fuese un pico en bajada inclinada, sino más bien una constante en mi vida. Les cuento que no en vano he estado tan desaparecida. Llegué del viaje que les comenté en la entrada anterior, para arrancar con el último mes y medio de carrera universitaria. Hoy puedo decir que más nunca veré una sola clase de pregrado en mi vida (yayyy). Como se imaginarán, las últimas semanas estuve llena de una sensación ambigua, como una mezcla de felicidad y tristeza, recorrer los jardines de la universidad y saber que probablemente más nunca iba a echarme a leer en ellos y más que nada,  empecé a ver toda la experiencia universitaria con otros ojos, ojos de quien quería recordar cada instante, cada textura, cada rostro, en aras de construir memorias que duraran para siempre (un poquitico cursi nada más). Y por el otro lado, feliz de cerrar un capítulo para empezar el siguiente, feliz de no tener que atravesar más la ciudad de punta a punta diariamente para llegar a la universidad, y feliz de descansar de los estudios por un tiempo. Esa sensación agridulce se re potenció en el viaje de graduación: un fin de semana en el que nos fuimos todo el salón a Morrocoy y donde la pasamos genial. Para entonces la tristeza fue el pensar ¿cuándo más vamos a estar todos juntos de esta manera? Y es cuando te toca reconocer la realidad al saber que más de la mitad tienen sus días contados en Venezuela. Pero la vida es así, el mundo continúa y lo importante es saber que las buenas amistades son para siempre, no importa donde estén. 

Varios de mis seguidores me preguntaron que si iba a volver a hacer las críticas cinematográficas de las películas nominadas a los premios de la Academia como lo hice el año pasado. Dije que tal vez, que lo intentaría y la verdad es que no las hice porque he estado en otra nota completamente. Tan sólo vi la mitad de las películas nominadas,  y la verdad que la gran mayoría las vi hace tiempo y una muy distanciada de la próxima, por lo que el "Oscar Intensity" fue mucho menor que el año pasado en el que era prácticamente una tarea diaria ver una película e inmediatamente escribir mi opinión sobre ella. Hay una cosa que se llama momentum y es precisamente lo que me faltó este año para lograr con ese objetivo (que realmente no me planteé). 

Quisiera prometerles que voy a escribir mínimo tres veces a la semana en este espacio, pero la verdad es que cada vez que hago ese tipo de promesas nunca las cumplo. Así que para no empavar la cosa, esta vez prefiero abstenerme a hacer ese tipo de promesas y simplemente hacer todo lo posible por lograrlo. Si es que todavía tengo lectores en este espacio, ¡gracias por pasar por aquí a pesar del tiempón que llevo sin escribir!  Estoy ya en cuenta regresiva, falta muy poco para ver el verdadero red-carpet, el que en realidad importa, y espero que los looks de las celebridades den mucho de qué hablar para hacer las críticas respectivas (¡por lo menos en eso no puedo fallar!).

Hasta la próxima ;)

Friday, February 25, 2011

Manías

Todos tenemos manías. Hasta mi amiga más anti-parabólica es maniática para algunas cosas. Ayer me encontré, a las 11 de la noche, tendiendo mi cama bien porque para mí es inconcebible acostarme a dormir sobre una cama desentendida. No sólo eso sino que el meterme dentro de unas sábanas bien prensadas se ha convertido en parte de mi ritual de media noche, y sin eso difícilmente puedo concebir el sueño. Esto me puso a pensar en mis manías. Seguramente tengo muchas más pero las que destacan son:

- No puedo comer directamente sobre una mesa. Necesito el mantel o individual. Sin eso, la comida no me sabe igual de bien, me siento ranchuda.
- No puedo acostarme a dormir si la puerta del baño, cuarto, o closet está abierta. Tienen que estar cerradas. No es que me de miedo que salga un monstruo o un esqueleto del closet, pero realmente irrumpe con la estética del cuarto y aunque estén las luces apagadas se ven sombras raras y no me gusta.
- Me molestan las lucecitas de aparatos electrónicos cuando están las luces del cuarto apagadas. Sin embargo, la flojera y el pragmatismo pesan más que mi manía así que termino bloqueándolas de mi mente para que no me fastidien cuando duermo.
- Detesto que me incrusten el Reggaetón. Detesto invitar un grupo a la playa y que me pongan esa vaina tres horas seguidas, no lo soporto de verdad. Existen demasiados géneros musicales depinga y demasiadas canciones y grupos *ideales* para escuchar en la playa como para que se antojen de poner la única vaina que verdaderamente detesto (sólo puedo soportarlo ebria en una discoteca).
- Me da más miedo un perro pulgoso que una cucaracha. Las veces que mi perra ha tenido pulgas o garrapatas, ¡eso es horrible! Me entra una psicosis extraña y en las madrugadas me empieza a picar todo el cuerpo y tengo pesadillas de que las garrapatas me están chupando toda la sangre cual si fueran vampiros.
- Detesto las ratas, eso sí me da muchísimo asco, prefiero tener una araña peluda caminando sobre mi cuerpo que una rata a tres metros de donde estoy. O sea, esas vainas pueden escalar paredes y tienen una cola asquerosa y son grises y mugrientas, ¡no puedo con ellas! Los ratoncitos te lo juro que no me molestan casi, en verdad no es que me gusten pero me parecen cuchis con sus orejitas rosaditas y redondas. Si tan sólo no tuviesen esa cola asquerosa... wak! de aquí voy directo a vomitar.
- Cuando de verdad quiero ver una película, prefiero verla sentada en el sofa de mi sala, a echada en la cama de mi mamá. Siempre discutimos porque ella prefiere verla en su cama y yo, si no la veo en la sala, me duermo.
- Detesto que me dejen vainas en mi carro. Lo puedo tener atiborrado de porquerías, pero que un tercero me deje una servilleta, una botella de agua, un wrap de galletas, un vaso, lo que sea, me molesta enormemente.
- No puedo acostarme a dormir borracha. Ok, no es para que piensen que soy una alcohólica, pero las veces que me he pasado de tragos y el cuarto me da vueltas, corro al baño, abrazo la poceta, y ahí me quedo hasta que haya botado hasta la última gota de alcohol de mi cuerpo.
- Para el ratón, Pedyalite, nunca Gatorade.

Creo que ya... pero si me recuerdo de otra la pongo aquí abajo

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)
 
Real Time Analytics