Tuesday, December 29, 2009

Reflexión de fin de año.

Margarita, 29 de diciembre de 2009.

A pocos días para el fin de un año, que como todos los anteriores, transcurrió demasiado rápido, me he dado la tarea de pensar qué cosas quiero cambiar en mi vida, qué quisiera mejorar y con qué me quiero quedar.
Me encantaría seguir con la determinación de ser escritora novelista, de emprender un segundo proyecto en mi tiempo libre y realmente llevarlo a cabo, como la novela que escribí durante el verano. Por otro lado, creo que llegó el momento de olvidarme de mi amor imposible, misteriosa obsesión que me entretuvo en este último par de meses, luego de haber leido un cuento escrito por él (ni hablar del poder que tienen unas palabras bien orquestadas). Comprendí que no siempre me puedo salir con la mía, en este caso un capricho mas grande que yo y completamente ilógico ya que se trata de alguien que se escapa de mis posibilidades.
Quisiera también bajarle dos a mi intensidad con el Twitter, todas las adicciones son malas, sobre todo si me deja sin batería en el celular a las 7 p.m. Lo que no quiere decir que voy a dejar de twittear del todo.. ¡no se emocionen! jaja. Prometo conseguir (no sólo buscar) el tiempo para seguir escribiendo en mi blog. Ojalá el trabajo no me impida seguir saliendo tan bien como he salido este último semestre en la universidad y que sea una experiencia muy enriquecedora donde no solamente aprenda sino que disfrute de cada cosa que realice.
Es extraño como los meses pasan tan rápido y uno al final se queda con un sabor amargo en la boca de todas las cosas que no pudimos hacer y que pensábamos realizar. Dentro de todo, creo que el 2009 fue un excelente año. Para mí, fue el más independiente de mi vida. Siempre supe que no necesito de una pareja para ser feliz, pero supongo que nunca había pasado taaaaantos meses sin ganas de salir con alguien y genuinamente feliz de encontrarme sola.

En estos días de arena, salitre y sol, los atardeceres me enamoraron de la isla de mi infancia y los más gratos recuerdos. Y pensando en recuerdos, con la nariz tostada y las pecas a mil, decidí hacer una lista de todos los recuerdos que quiero guardar de este año, eventos trascendentales de mi vida en el 2009 que espero nunca olvidar:

1. ¡Empecé y terminé mi primera novela! Sigue sin título pero la historia está escrita.

2. Pasé más de mes y medio en Nueva York, la ciudad de mis sueños =).

3. Met random writers in Nyc.

4. Leí los 4 libros de Twilight, a pesar de que me había prometido no leerlos por su "boom comercial". Y sí, fui una más en enamorarme de Edward. (Estoy fregada, últimamente me enamoro o de personajes de ficción, o de la persona que los escribe, menos mal esta era una mujer).

5. Pasé 43 días seguidos yendo a Barnes and Noble 8 horas diarias a escribir e investigar. Si eso no es disciplina, entonces no sé qué es.

6. Hice ejercicio todas las mañanas por 2 semanas! récord incomparable en la vida de anita! jaja

7. Tuve 3 "blind dates". Los tres super chéveres (también, en NYC).

8. Lloré como una magdalena leyendo la autobiografía de Isabel Allende "La suma de los días" en los párrafos donde narraba el amor por su hija Paula, quien murió. No quiero ni imaginarme cómo estaría si hubiese leido Paula, en vez. Probablemente no saldría de mi casa en un mes.

9. Me enamoré de alguien con dotes 100% intelectuales. No me paró. Abandoné el enamoramiento deliberadamente. No soy masoquista. (Cuando me quieras parar avísame y me vuelvo a enamorar, deliberadamente).

10. Me hice una oficina en el ático de mi casa. Su importancia radica en que ahora sé que se puede escribir en otra ciudad además de Nueva York. El problema estaba en mi cama, esa que está al lado del escritorio donde intentaba escribir antes.

11. Soñé que mi ex amor relámpago (07) se casaba con una gordita fea y mantecosa. Yo lo veía, desde la plaza, y lloraba. No porque fuera una gordita fea. Probablemente porque no era yo. JA!

12. Landed my dream job (o mejor dicho, internship)! Empiezo en una semana :), en el área de publicaciones de la Corporación Andina de Fomento.

13. Aproveché mis últimas semanas de vida estudiantil (ya luego empiezo a trabajar y ni hablar de tener tiempo para echarme en los jardines UCAB a escribir o leer). Fui a noche cultural, a ver tesis audiovisuales, foros interesantes, seminarios de Comunicación, etc!

Me gustaría pensar que hice cosas más trascendentales pero la verdad que ahora no recuerdo. Luego editaré este post.

Ahora a escribir mis resoluciones de Año Nuevo, espero ustedes las hagan también. Muchos besitos y les deseo a todos un grandísimo ¡FELIZ AÑO!

Ana Cristina Sosa Morasso

Margarita, está linda la mar

Mi regalo de navidad a todos los que siguen este blog, mi poema predilecto,
de mi infancia: Margarita, escrito por Ruben Darío.

Margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
Margarita, te voy a contar
un cuento:


Esto era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha de día
y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita, como tú.

Una tarde, la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.


La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.


Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
más lo malo es que ella iba
sin permiso de papá.


Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: —«¿Qué te has hecho?
te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho
que encendido se te ve?».

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
—«Fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad».

Y el rey clama: —«¿No te he dicho
que el azul no hay que cortar?.
¡Qué locura!, ¡Qué capricho!...
El Señor se va a enojar».


Y ella dice: —«No hubo intento;
yo me fui no sé por qué.
Por las olas por el viento
fui a la estrella y la corté».

Y el papá dice enojado:
—«Un castigo has de tener:
vuelve al cielo y lo robado
vas ahora a devolver».

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: —«En mis campiñas
esa rosa le ofrecí;
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí».

Viste el rey pompas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

* * *

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento.


Thursday, December 17, 2009

Strange and Beautiful (I'll put a spell on you)

I've been watching your world from afar,
I've been trying to be where you are,
And I've been secretly falling apart,
I'll see.
To me, you're strange and you're beautiful,
You'd be so perfect with me but you just can't see,
You turn every head but you don't see me.

I'll put a spell on you,
You'll fall asleep and I'll put a spell on you.
And when I wake you,
I'll be the first thing you see
And you'll realise that you love me.

Sometimes, the last thing you want comes in first,
Sometimes, the first thing you want never comes,
And I know, the waiting is all you can do,
Sometimes...

I'll put a spell on you,
You'll fall asleep,
I'll put a spell on you,
And when I wake you,
I'll be the first thing you see,
And you'll realise that you love me.

Aqualung - Strange and Beautiful


Monday, December 7, 2009

¿Por qué vivo?

Vivo porque aprendí que si existe tal cosa el buen tiempo. Vivo, aunque acabo de despertar de un amargo sueño. Vivo aun sabiendo que muchas veces no siento. Vivo porque se que hay muchas cosas que aun no entiendo.

Vivo por que aun me quedan muchas cosas por experimentar. Vivo porque tengo interrogantes sin contestar. Vivo aunque con el tiempo he aprendiendo que no existe tal cosa como una verdad. Vivo sabiendo que la felicidad es tan solo un estado mental pero sobre todo vivo porque con el tiempo he aprendido a quererme y apreciar mi vida como tal.

Friday, December 4, 2009

Muchos tipos de amores



Después de muchos tropiezos y alguna que otra grata experiencia, en mi corta vida he aprendido que hay muchos tipos de amores. No pretendo saberlo todo, pero creo que ya he pasado por varios de estos. Los más duros son, definitivamente, los amores que matan, esos en los que el tiempo placentero dura la infintésima parte de lo que dura el despecho. Así fue mi primera relación. Dos meses de relación, y luego dos años de superación, gracias. Ese es un amor que mata, a mi me mató la adolescencia.

Luego tenemos los amores vacíos. De esos casi no tuve, pero llegué a estar cerca. Suelen ser caracterizados porque la persona de la que te enamoras está buenísim@ y goza de un físico tan archi-arrecho que te gusta sólo porque sabes que todo el mundo está babeado por esa persona. También son denominados "amores vitrinas", porque por lo general lo único que te interesa es exhibirl@ en público. Suelen ser brutos y vacíos, aunque no siempre es el caso. Pero vamos a estar claros, los que son bellos, inteligentes, profundos y están buenísim@ no tocan esta puerta muy amenudo que digamos (o casi nunca, mejor dicho).

Por otro lado, no deben pasar por desapercibidos los amores simpáticos. Estos trascienden el físico porque la persona en cuestión es tan encantadora que tiene el poder de convencerte que, a pesar de que no es muy good looking, es la persona más depinga de este mundo y lo empiezas a ver bonito y todo. Mi primer amor, el amor que mató mi adolescencia, fue también un amor simpático. Este tipo de amores son importantes, recomiendo que todo el mundo tenga uno de estos en su repertorio. Te abren los ojos y te enseñan que el físico no juega para nada, un rol importante en cuanto a la atracción que puedas sentir por una persona. Yo tuve suerte que mi primero fue uno de estos (aunque me haya matado en cuestión).

Creo que todos tenemos, en nuestro equipaje, a un amor amigo, estos son los 'mejores amigos' del sexo opuesto, de quién en algún momento uno se enamoró. Casi nunca son correspondidos. Muchas veces pasa que uno se enamora del otro en un momento y luego cuando superó el efecto rebote, el otro se enamora del uno. La norma es que no se sincronizan y que siempre terminan arruinando la amistad. A mi me tocó vivir uno de estos y fue una de mis más grandes decepciones (todavía tengo su foto en mi escritorio). Lamentablemente fui yo la que terminé con el corazón roto.

Me tocó vivir hace un par de años un 'amor relámpago'. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de amores. Suelen ser muy apasionantes, intensísimos, desenfrenados, pero su característica principal es que vuelan a la velocidad de la luz: conoces a la persona, a las horas te das el primer beso, a la semana se dicen 'te amo', y a los quince días ya te dejó por una excusa barata. Son relámpagos porque luego de que se acaba abrúptamente la relación uno se siente como chamuscado por un rayo. La buena noticia es que así como uno se enamora rápidamente, también se superan a la velocidad de un flash. El ratón moral... bueno, ya eso es otro cuento.

Están también los 'amores toogoodtobetrue'. Como su nombre lo indica, son demasiado buenos para ser verdad. La persona es simpática, inteligente, físicamente atractiv@/hermos@ y súper enamorado de tí. Son too good to be true, al final te enteras que son unos locos de mente que te persiguen, te acosan, o tienen algún tipo de esquizofrenea arrecha de la que nunca ni sospechaste porque estabas muy ocupad@ admiranto sus otras cualidades. MOSCA con estos, se saben camuflagear muy bien.

Tampoco debemos obviar los amores platónicos. Mi papá es fiel creyente de las teorías de Jung, que explican el amor platónico como una proyección idealizada de nuestro lado masculino. Yo no sé si estoy de acuerdo con esta explicación dado que no encuentro nada de mí misma en los amores platónicos que tengo pero pienso que al final son amores que no ilusionan, que entretienen y que no te pueden romper el corazón porque sabes, de antemano que es imposible que Patrick Dempsey (o Nicole Kidman para el público masculino) vaya a tocar tu puerta un día para darte un beso. Como no soñamos con estas cosas, no nos duelen, pero,.... ¡cómo gozamos viendo fotos de la persona por internet!

Sin embargo, el último amor que me ha tocado vivir, es un amor imposible. Un amor imposible es una suerte de amor platónico pero con rasgos factibles. Es decir, suele ser una persona que conoces, que saludas, con quien hablas, pero sientes tal admiración por esa persona que piensas que está fuera de tu liga y casi siempre hay otros rasgos que lo hacen imposible, aun siendo alguien con quien puedas tener una conversación genial. Son amores eternos aunque por lo general se pueden "apagar" - cuando consigues a alguien- y "prender" - cuando estás sólo y sin levantes. En esta categoría por lo general entran personas que tienen una brecha generacional, social, económica o cultural muy grande con la otra persona. Los amores imposibles tienen una química muy fuerte, suele ser más que nada intelectual y sólo con imaginarte estar con esa persona realmente uno ya se siente lleno y feliz, por un par de horas, por lo menos. Lo peligroso de este tipo de amor es que suelen ser muy frustrantes. Uno no quiere aceptar las implicaciones que conllevan (y aún escribiendo esta reflexión yo sigo sin rendirme! ja!). Lo bueno es que por lo general no te rompen el corazón, y en el momento en el que alguién más accesible que valga la pena toca tu puerta, sin darte cuenta ya le dijiste "bye, bye" a tu amor imposible por lo menos mientras te dure el "peor es nada".

Por las relaciones de mis amigas con sus ex he aprendido que hay también: amores patanes, amores celópatas, amores pichirres, amores antidetalle, y amores podridos. Gracias a Dios nunca me ha tocado vivir ninguno de éstos pero sí puedo decir que he amado en mi vida y que espero seguirlo haciendo por mucho tiempo.

Todavía tengo la esperanza de que existan los amores perfectos, ya saben, como el 'too good to be true' pero que sí son realmente muy buenos y reales. Mi opinión es que están en un arduo proceso de extinción, es decir quedan como 5 nada más y el que es mío se está tardando una eternidad en ubicarme, lógicamente. Pero bueno, no importa, por los momentos me conformo con mi A.I.

ACS
.


Sunday, November 8, 2009

Reto: 50 libros

Navegando en la web, buscando reseñas de algunos libros, me topé con un post que habla sobre el desafío de leer 50 libros en un año. Esto me llamó muchísimo la atención ya que me parece una buena oportunidad para realmente proponernos a leer buenas obras y dejar a un lado las excusas que siempre inventamos para justificar el que sólo hayamos leido 6 o 7 libros en el transcurso de un año.

El creador del desafío estableció unas reglas para el reto:
    1) No leas para llegar a la cifra.
    2) Nada de rellenos. Debes leer libros que te apetezca leer.
    3) Algunas relecturas valen.
    4) No hay límite de géneros.
    5) Nada de planificación previa. Viva la flexibilidad.
    6) Pasa de las reglas.
Sacando cuentas, 50 libros al año se traducen en 4 mensuales, es decir uno semanal. El reto es evidente sin embargo aunque sé que hay meses que tal vez sólo podré leer 2 libros máximo (porque el tiempo no me permite más), otros (como febrero, julio, agosto y septiembre) podré leer 5 o 6! Así que acepto este desafío y me anoto 100%. Empezando esta misma semana!!! El resto termina el 8 de noviembre de 2010. Trataré de ir reseñando poco a poco cada libro que lea en este blog. Empiezo el desafío leyendo "El mundo iluminado" de Ángeles Mastretta.

¿Quién más se apunta?

Tuesday, November 3, 2009

Hello, my name is Ana Sosa and I'm a Stiletto-holic


Porque no importa cuántos kilitos de más tengamos, ellos siempre estarán en display para recomfortarnos, nunca nos dejarán de quedar (al menos no hasta que seamos tan viejas que nos aumenta la talla) y nos ayudan a vernos fabulosas aun cuando tenemos el autoestima por el suelo. Porque son ellos y solo ellos, nuestros mejores aliados, le dedico este post a los tacones, enjoy! (clic en la imagen para verla GRANDE y leer cuidadosamente)

Sunday, November 1, 2009

And the challenge begins!


Hoy, primero de noviembre de 2009 empieza NaNoWrimo. Ustedes se preguntarán: ¿qué carajo es eso? Pues, muy simple. El movimiento de escritura intensivo más grande del mundo. National Novel Writing in a Month. Lo que quiere decir que este mes voy a estar ULTRA ocupada escribiendo non-stop mi 2da novela, esta vez 50 mil palabras en 30 días, y..... en español! Todavía estoy trabajando en la trama de la historia y los personajes principales. Pronto estaré escribiendo el capítulo uno. El challenge es de escribir 1660 palabras diarias, un reto que estoy asumiendo con todo el entusiasmo del mundo. Habiendo dicho esto, no quiero que NaNoWriMo se convierta en una excusa para dejar de escribir en mi blog este mes, ahora que lo estoy retomando. Y, como me encanta hacer promesas para retarme a cumplirlas, les prometo mínimo 2 post semanales. Es decir mínimo 8 en este mes. Ya hoy cumplo los 2 de esta semana (lo que no quiere decir que no voy a seguir escribiéndoles). A veces me entra un poco de nostalgia porque he notado que ya casi no tengo visitas (como en el 2007 q entraban 100 diarios, ahora si son 20, es mucho, y el 90% son por google search entries).
En fin, if there's anybody out there reading this: I'm gonna keep writing and blogging away!!! That's the major challenge.

Los quiere,
Ani

The wind that blew my heart away

Una gran y sabia amiga una vez me recomendó la serie de TV One Tree Hill. En ese momento, en el cual esta pasando por un rough patch, llené las horas del verano viendo esta serie que me fascinó desde el primer capítulo. Muchos de uds pensarán que es super dramática y mala pero, yo dudo que así lo sea ya que no sólo ha sobrevivido 7 temporadas y está dentro de las 15 series de TV con más rating en EEUU sino que además sacaron a los 2 personajes principales y la serie sigue siendo un éxito! Pero bueno, case in point, lo que quiero compartir con uds son dos canciones que, ironicamente, pasaron en un mismo capítulo y que me tocaron profundamente. Y cada vez que escucho cualquiera de estas dos canciones recuerdo perfectamente lo que sentí la primera vez que las escuché y todo lo que pasó por mi mente. Aquí les dejo este video acompañado de la letra para cuando estén sintiéndose melancólicos o con ganas de escuchar una melodía triste..


Canción 1: Here Comes a Regular

Well a person can work up a mean mean thirst
after a hard day of nothin' much at all
summer's passed, it's too late to cut the grass
there ain't much to rake anyway in the fall
And sometimes i just ain't in the mood
to take my place in back with the loudmouths
you're like a picture on the fridge that's never stocked with food
i used to live at home, now i stay at the house
And everybody wants to be special here
they call your name out loud and clear
here comes a regular
call out your name
here comes a regular
am i the only one here today?
Well a drinkin' buddy that's bound to another town
once the police made you go away
and even if you're in the arms of someone's baby now
i'll take a great big whiskey to ya anyway
Everybody wants to be someone's here
someone's gonna show up, never fear
'cause here comes a regular
call out your name
here comes a regular
am i the only one who feels ashamed?
Kneeling alongside old sad eyes
he says opportunity knocks once then the door slams shut
all i know is i'm sick of everything that my money can buy
the fool who wastes his life, god rest his guts
First the lights, then the collar goes up, and the wind begins to blow
turn your back on a pay-you-back, last call
first the glass, then the leaves that pass, then comes the snow
ain't much to rake anyway in the fall



Canción 2: World Spins Madly On (The Weepies)
Woke up and wished that I was dead
With an aching in my head
I thought of you..
and where you'd gone
And let the world, Spin Madly On

I, always said goodbye
I watch the stars from my window sill
The whole world is moving
And I'm standing still

Woke up and wished that I was dead
With an aching in my head
I lay in motionless in bed
The night is here and day is gone
And the world spins madly on
The thought of you
the way you're gone
And the world spins madly on
And the world spins madly on



Final note: El título del post se lo dedico al capítulo 3x13 de OTH (se llama así). Y aprovecho para recomendar esta serie a cualquiera q esté desempleado o vagueando y sin nada que hacer.. Musicalmente hablando, ITS GENIOUS!

Friday, October 30, 2009

Why I think the 00's are complety unoriginal

Ok. Escribo este ensayo luego de una profunda reflexión ocasionada por Halloween. Tengo sentimientos ambiguios con respecto a la mal llamada "noche de muertos". Hay años en los que espero con mucho entusiasmo la noche en la que por fin me voy a poder disfrazar de lo que tenía planeado desde hace meses, en este caso los preparativos incluyen mandarme hacer un disfraz con una costurera (en una ocasión me mandé hacer el disfraz de Britney- aeromoza en el video de TOXIC), buscar la fiesta más genial de la temporada, convocar a mis amigas para dicho evento, etc. Sin embargo hay años en los que hago todos mis esfuerzos por ignorar esta festividad y la paso por debajo de la mesa. Y otras veces ni lo uno, ni lo otro, como este año que me agarró de sorpresa. Algo así pasó ayer. Me llamaron, tarde en la noche, para invitarme a una fiesta disfraces de un club. Era el cumpleaños de una de mis mejores amigas y sabía que ni de broma podía faltar, así que abrí mi clóset y encontré un vestido vintage, de los 60s, que por cuestiones bizarras terminó en mi casa hace muchos años (es de la mamá de un ex compañero de teatro de hace como 6 años!) y decidí ponerme dicho atuendo. El vestido, pensé yo que era perfecto para la ocasión porque además era negro, mangas campanas, y una cinta anaranjada super gruesa alrededor de la cintura. Anaranjado y negro, can it be anymore halloweenish? Además, la cinta tenía unas flores super sesentosas.. Mi decepción ocurre cuando llego a la fiesta y nadie captó el disfraz. Pensaban que era un vestido de hoy en día, ni siquiera encontraron la relación con Halloween o de los 60's. Y en eso, me pongo a pensar y es que, no hay una decada tan poco original y anti-auténtica como los 2000's.
Piénsenlo, no hay absolutamente nada en la moda de los últimos 10 años que sea originaria de estos tiempos, toda la moda ha sido recurrente de los 60s, 70s, 80s e incluso hasta de los 90's.

Empezando los 2000's recuerdo que estaban de moda los pantalones FLARE (campanas), luego las plataformas, luego los cinturones de la cadera super anchos, luego los leggins, los cintillos, las camisas de embarazadas, los stilettos, ahora los pantalones y faldas por la cintura (pencil skirts) pantalones tubitos, ahora de nuevo las plataformas. Mi pregunta para ustedes es: ¿qué de la moda de los últimos 10 años es realmente propia de ésta década?

Y es que hasta las series de TV son remakes de los 90's , tenemos el caso de 90210 y Melrose Place. Los vampiros y extraterrestres, again, (The Vampire Diaries, Supernatural), Super héroes (Heroes, Smallville) series como MadMen que se ambientan en los 60's, seguimos con los temas hospitalarios (Grey's Anatomy, ER, Dr.House, Trauma). Lo único televisivo original de los 00's son los Reality Show, y hasta esos son infames.

¿Hasta cuando? Tuve la mala suerte de ser una bebé en la década de los 80's, luego crecer en los 90's donde los highlights fueron una moda infame y los fulanos boybands.. la música fue cualquier cosa (salvo una q otra banda como Real McCoy y Ace of Base) e igual era una mocosa como para apreciar o despreciar cualquiera de estas cosas.

Y ustedes, ¿qué opinan al respecto? Además del crecimiento tecnológico y el boom de la web 2.0, ¿qué cuentos finos les podremos contar a nuestros futuros hijos que sean auténticos de nuestra década?

Monday, October 26, 2009

#yoConfieso


1. A veces, cuando estoy cero inspirada recurro a ver fotografías aleatorias en Flickr y muchas veces mis cuentos parten de estas imágenes.

2. No he escrito en este blog el último mes y medio por cobarde. Sí, por cobarde, pasé todo el verano escribiendo non-stop mi primera novela y cuando se me presentaron los primeros síntomas de tendonitis dije "Sapeeeeeeeeee.. ni de vaina me va dar Tunel Carpiano". And I took a break from it all, my blog, my novel, my life. But im back baby! Stronger than ever.

3. Me encanta la música pero no veo ni Mtv ni escucho radio. Para bajarme las últimas canciones me fijo en el music guide de las series que veo y me bajo las cancioens mas vendidas en el itunes music store.

4. Ahora, en estos momentos, estoy viendo 11 series. Sí, la niña no tiene vida. Empiezo los lunes con Gossip Girl y One Tree Hill. Luego los martes veo 90210, Melrose Place 09 and Mtv's The City. Los miércoles: Cougar Town, EastWick and Glee; jueves: Grey's Anatomy, The Vampire Diaries. Domingos: Californication, y todos los días como 3 capítulos de How I met your mother (voy por la 3ra temporada).

5. Tuve que recurrir a crearme una pequeña "oficina" para escribir y estudiar en el ático de mi casa porque el MEGA escritorio de mi cuarto no me sirve, ya que viene acompañado de una cama King Size fluffy, divina y muy provocadora que en lo que me siento en el escritorio me empieza a llamar y en el transcurso de 4,3,2, 1 segundo ya estoy durmiendo, otra vez.

6. Ahora más que nunca me da miedo salir. Estoy hiper paranoica (cosa que nunca fui) y vivo con pánico de que me asalten/secuestren/violen/maten, ya que cada día los cuentos son de gente más cercana y más impactantes....

7. Sigo soñando con vivir en Nueva York. Hace poco tuve una entrevista de trabajo en una gran empresa y, aunque sería una tremenda oportunidad, parte de mi le rezaba a Dios que no me saliera por miedo de que me desvíe de mis propósitos de pasar 3 meses el verano q viene en NYC y luego mudarme en febrero 2011.

8. En una semana empiezo mi segunda novela, esta vez en español.

9. Aunque terminé mi primera, tengo que pulirla .. BURDA, ya que penas es un borrador.

10. I missed my blog. A lot. And you guys come with the package, missed y'all!

Monday, September 7, 2009

III. (cont. de Natalia de Pies a Cabeza)


III.

Una mañana de agosto, Natalia abrió sus ojos y me acarició el pecho. “Vámonos de aquí, quiero ver un Tepuy”. Yo, mitad dormido, pensé que estaba soñando. Las palabras que acababa de escuchar no tenían mucho sentido para ser algo verdadero. Y sin embargo, lo eran. Eran las palabras que daban forma a uno de sus tantos antojos. Quería conocer los tepúes, a más de 20 horas de la ciudad capital y yo, al darme cuenta de su seriedad, me desperté y casi inmediatamente empezamos a empacar. Tenía que trabajar el día siguiente, pero eso poco importó. Reuniones con clientes importantes se cancelaron mientras nos besamos apasionadamente una última vez antes de partir en nuestra primera gran aventura.

Tal era nuestra ingenuidad que no llevábamos carpa. Ni cava. Ni cobijas. Ni cámaras. Sólo un par de traje baños, un suéter y una toalla. Salimos en mi camioneta, una Caribe del 87, y la escuché hablar sin parar casi todo el trayecto. Empezó hablándome sobre su infancia, recuerdos remotos de su abuela que echaba los mejores cuentos que ella había escuchado en su vida. Varias veces intentó contarme estas anécdotas pero a la mitad se rendía y se justificaba diciendo que nunca serían iguales y que tan sólo intentarlo era un crimen. Se arrepentía de no haberlas escrito una por una cuando pasaban las tardes hablando y compartiendo historias.

Eventualmente se quedaba dormida por ratos y yo me entristecía con el silencio absoluto que inundaba el carro. Pensaba en todas las cosas que me había contado y en lo extenuante que debería ser hablar tantas horas seguidas. No entendía cómo no estaba ronca o afónica de tanto hablar. Manejé corrido a La Gran Sabana. Cómo no tenía ni mapas, ni gps, ni experiencia en esto nos perdimos un par de veces en el camino. Sorprendentemente todos los caminos llevan a Roma y unos cruces eran suficientes para encaminarnos en la dirección correcta.

Llegamos después de casi 25 horas manejando. Yo estaba exhausto, Natalia no tanto. Eran las tres y cuarenta de la madrugada y ahí, en lo que en la oscuridad parecía un abismo absoluto presenciamos el cielo más estrellado que jamás habíamos visto. Natalia salió del carro, corrió hacia la inmensidad, regresó y lanzó una toalla sobre la grama (o tierra? Ni se). Sólo sé que nos echamos boca arriba y nos amamos hasta que el sol salió y reveló un paisaje sencillamente indescriptible y la sinfonía de animales (de los cuales prefiero no pensar) nos reveló la naturaleza de la sabana que nos envolvía con pasión y consentimiento.

Su próximo antojo era el de subir el Roraima. De casualidad y teníamos los zapatos adecuados para dicha excursión pero optamos por pasar por Santa Elena de Uairén primero a equiparnos mejor con comida, carpa, suéteres y demás utensilios. Para Natalia, nada de esto hacía falta, y sin ánimos de quitarle el romance a nuestra escapada logré convencerla de la gran falta que no harían una vez en la cima del Roraima.

Acompañados por un par de pemones que cargaban con todo nuestro equipamiento, subimos el Roraima sin más entrenamiento que el amor que sentíamos uno por el otro. Ingenuos los dos, desconocíamos que la duración del trayecto para ameteurs era de 4 a 6 días, dependiendo del ritmo de escalada. Pero este pequeño obstáculo no nos impidió que disfrutáramos de semejante experiencia, y a pesar de que sabía que seguramente me estaba metiendo en problemas en la firma donde trabajaba, eso tampoco importó.

Explicarle a Natalia que ella era tan única como aquellas especies de flores y fauna que sólo existen en el Roraima era casi tan imposible como hacerle entender a un bebé cómo había llegado a este mundo. Su incapacidad para apreciarse a sí misma la hacía humilde y vulnerable ante la naturaleza y esto resaltaba mi necesidad de amarla y protegerla sin precedentes.

Al llegar a Caracas perdí mi trabajo pero gané una experiencia inolvidable. Aprendí que actuar impulsivamente no siempre lleva a las mejores consecuencias pero ¡qué tremenda energía la que te brinda! Natalia se sentía mal por mí, lloraba y me pedía perdón cada media hora. Esto fue probablemente lo único que lamenté y sin embargo, ni que pudiera ir atrás en el tiempo cambiaría esta experiencia que tuve a su lado. Había vivido sin duda la mejor de las aventuras.

Tuesday, September 1, 2009

Mad Girl's Love Song

By Sylvia Plath

"I shut my eyes and all the world drops dead;
I lift my lids and all is born again.
(I think I made you up inside my head.)

The stars go waltzing out in blue and red,
And arbitrary blackness gallops in:
I shut my eyes and all the world drops dead.

I dreamed that you bewitched me into bed
And sung me moon-struck, kissed me quite insane.
(I think I made you up inside my head.)

God topples from the sky, hell's fires fade:
Exit seraphim and Satan's men:
I shut my eyes and all the world drops dead.

I fancied you'd return the way you said,
But I grow old and I forget your name.
(I think I made you up inside my head.)

I should have loved a thunderbird instead;
At least when spring comes they roar back again.
I shut my eyes and all the world drops dead.
(I think I made you up inside my head.)"

Monday, August 31, 2009

II. (cont. 'Con Natalia de pies a cabeza"



Cuatro o cinco días después – ya no recuerdo bien- en una tarde de a ratos lluviosa, me encontré con una Natalia sonriente, feliz, ligera y amable. Es extraña la sensación que sentí al encontrarme sólo con ella en el gazebo de su jardín. Estaba seguro que esa que tenía en frente era otra muchacha, mucho más simpática y feliz con el mundo que la rodeaba. Decía chistes a diestra y siniestra y se reía mostrando aquellos hoyuelos que empezaban a volverme loco. Ella seguía con sus monólogos y yo seguía anonadado admirando su forma tan extrovertida de ser. Su estado de ánimo era incompatible con el clima, sin duda un día gris y oscuro por lo general tiende a hacernos sentir un poco apagados pero no, con ella todo era diferente. Me pregunto si ella sería siempre la excepción de la regla, o lo inverso a lo común. Creo que eso era lo que me atraía más de esa creatura, que sin duda era única. Nadie en el mundo entero se podría parecer a ella y eso me hacía sentir afortunado de haberla encontrado en mi camino. Terminó su monólogo con un “y tú? Por qué estás tan callado? Cuando te obstines de mi me lo dices, eh?” .
Ella era completamente incapaz de comprender el efecto que tenía sobre mi, o sobre cualquier persona, no entendía por qué a veces podía quedarme callado por horas solo viendo y escuchándola hablar. Yo tenía en ese entonces 24 años y nunca antes había sentido nada igual. Era pues un chico emocionalmente virgen y finalmente había llegado el día en el que todo eso quedara atrás.
A veces me divierte pensar que he vivido dos vidas o una dividida en dos. Pre- Natalia y Post-Natalia. Al segmento Pre-Natalia lo he titulado “dormido” y al segmento post, Despierto. Esto es así porque ella despertó mis sentidos, los acentuó, los refinó al extremo de no reconocerme en el espejo. Vivir para otra persona no es lo que muchos se imaginan, no es fácil pero tampoco difícil. Tiendes a olvidarte de ti, de tus sueños, de tus ambiciones y dejas de hacer todo lo que hacías antes de conocerla para hacerlo todo para ella. Si me despertaba era para hacerle desayuno, si hablaba era para entretenerla, si leía era para que escuchara mi voz. Era exhaustivo vivir así, y sin embargo lo hacía, todos los días lo hacía y era feliz haciéndolo porque para mí, Natalia era tan necesario para vivir como el oxígeno. Ella era una droga y yo ya era el ser más adicto del planeta.
Si no fue fácil vivir con ella, más difícil aún se me ha vuelto vivir sin ella. Sin su olor. Sin sus hoyuelos. Sin su tristeza. Sin su constante tararear de canciones que hoy no dejo de escuchar. Todo lo que me rodea me recuerda a ella y me atrevo a decir que su constante recuerdo es lo único que me mantiene vivo, respirando. Mi familia no aprueba de esto. Quieren limpiar mi casa y dejarla sin rastros de su existencia. Quieren que me vaya a vivir a otro país. Que empiece una nueva vida. Que entienda que hay un mundo más allá de Natalia y que yo sólo tengo que conseguir mi camino sin ella. Conocer a otras mujeres, enamorarme de otras personas. No entienden lo infinitamente imposible que es para mi imaginarme una vida sin que su presencia esté conmigo en cada instante. No quieren comprender que al menos con su recuerdo puedo vivir, que sin eso no soy nada ni nadie y que el rompecabezas de mi vida sólo está completo con ella.
Con los años he perdido mi identidad. Y con ella el apetito hacia la vida. Los días para mi son un lapso de horas en las cuales me obligo a inhalar y exhalar aire mientras hago cualquier estupidez para que el tiempo no se me haga tan insoportablemente lento. La agonía que siento a veces es imposible describir en palabras. Imagina escuchar la canción Comfortably Numb infinitas veces y tal vez agarres una ojeada de lo que siento 24/7. Muchos piensan que es una lástima y una tristeza horrible esta situación en la que me encuentro. Yo respondo que para mí la vida de cualquier persona que no tuvo la dicha de compartir con mi Natalia es una absoluta tristeza. Por supuesto que ellos no me entienden. Y tampoco espero que lo hagan. Después de todo, ellos no saben lo que era vivir con alguien así.
A menudas veces Natalia escribía para mí y sobre mí. Aquellas cartas, cuentos, poemas y dedicatorias las atesoro como pocas cosas en esta vida. Me las se, todas me las he aprendido palabra por palabra, respiro por respiro. Ellas me alimentan el alma y la esperanza de que sigue conmigo, porque existe através de ellas. ¨Las palabras son inmortales, ergo soy inmortal cuando plasmo lo que soy en papel” solía decirme, sobre todo en sus últimos días cuando ya ambos sabíamos lo que el destino tenía guardado para ella. “No estés triste. Sonríe. Sonríe para mí”.
El día de su despedida Natalia intentó hacerme jurar que yo seguiría adelante con mi vida. Que vería el tiempo que habíamos pasado juntos como un capítulo del libro de mi vida, y que todavía quedarían muchos más por venir. Yo me resigné a no jurarle nada que sabría no podría cumplir. “Júramelo, sólo júrame que vas a intentar volver a enamorarte de otra persona”. Y yo no respondía. Sólo reía entre lagrimas amargas tratando de aferrarme de lo poco que quedaba de ella.

Sunday, August 9, 2009

To my fellow writers


Here is a really great playlist to get you in the writing mood. I like to think of it as my soundtrack for when im typing away!

1. Smashing Pumpkins - Mellon Collie and the Infinite Sadness
2. Thomas Newman - American Beauty Piano Theme
3. Debussy - Claire De Lune
4. Amelie Soundtrack - Comptine d'un autre ete
5. Ennio Morricone - Gabriel's Oboe
6. Carter Burwell - Bella's Lullaby
7. The First Kiss - The Veronicas
8. Amelie Soundtrack - A quai
9. Debussy - Arabesque
10. Lisa Gerrard - The End theme song of Man on Fire
11. Amelie Soundtrack - La valse d'amelie piano
12. John Williams - Welcome to Jurassic Park
13. Jon Schmidt - All of me
14. Nine Inch Nails- Leaving Hope
15. Silent Hill - Piano Main Theme
16. Ennio Morricone - On Earth as it is in heaven

500 days of Summer


Hace poco vi la nueva comedia romántica “500 días de Verano”. Primero que nada voy a empezar por aclararles que la película anteriormente mencionada no es una historia de amor. Así que si tenían ganas de ver una película empalagosa –con maripositas en la barriga- and happily ever after déjenme ahorrarles unos reales y ni se les ocurra verla.

500 días de verano es una película sensible ante situaciones que todos hemos vivido alguna vez en nuestras vidas y a la que nos podemos relacionar. Es una “anti-historia de amor” si se quiere. Todos sabemos que no hay 500 días de verano, por lo que en este caso Summer es el nombre de la protagonista, interpretada por Zooey Deschanel (quien me parece idéntica a Katy Perry). Es la típica mujer independiente que no cree en el amor, o el destino y quien –sin querer- vuelve papilla al protagonista que es un muchacho soñador, romántico, que piensa que su alma gemela lo está esperando para vivir felices juntos por siempre. Y cree conseguirla en Summer. Big Mistake. HUGE.

Honestly, I liked the movie. It’s different and more realístic than what we are used to watching, so yeah.. it pretty much rocks once you go watch it knowing its the anti love story. Ohh, and by the way, the best thing about the movie is the soundtrack (kind of like in Garden State).


Songs:

listen 1. A Story Of Boy Meets Girl[500] Days Of Summer - Music From The Motion Picture 1:35$0.99 Buy Track
listen 2. UsRegina Spektor 4:48$0.99 Buy Track
listen 3. There Is A Light That Never Goes OutThe Smiths 4:02Album Only
listen 4. Bad KidsThe Black Lips 2:08Album Only
listen 5. Please, Please, Please, Let Me Get What I Want (2007 Remastered Version)The Smiths 1:51Album Only
listen 6. There Goes The FearDoves 6:54Album Only
listen 7. You Make My DreamsHall & Oates 3:04Album Only
listen 8. Sweet DispositionThe Temper Trap 3:52Album Only
listen 9. Quelqu'un M'a DitCarla Bruni 2:43Album Only
listen10. MushaboomFeist 3:44Album Only
listen11. HeroRegina Spektor 3:29Album Only
listen12. BookendsSimon And Garfunkel 1:20Album Only
listen13. VagabondWolfmother 3:47Album Only
listen14. She's Got You HighMumm-ra 3:25Album Only
listen15. Here Comes Your ManMeaghan Smith 3:14$0.99 Buy Track
listen16. Please, Please, Please, Let Me Get What I Want (Album Version)She & Him


Con Natalia, de pies a cabeza


1.

Natalia me dijo una vez que sólo recordamos lo que nunca sucedió. Según ella, nuestros sentidos, estupefactos ante una nueva experiencia tienden a mandarle señales equívocas al cerebro, maximizando una serie de situaciones y acciones que en realidad, sólo fueran la infinitésima parte de lo que realmente sucedió. Esos, sólo esos momentos son los que recordamos mientras el palpitar de nuestro corazón se acelera y sentimos – o pensamos sentir, mejor dicho- una serie de sentimientos absurdos que nos pone un tanto vulnerable ante lo que sucede alrededor de nosotros. “Vaya hipótesis” le contesté. Después de todo, me había enamorado de ella precisamente por esta clase de ocurrencias, y como ésta tenía miles. Todos los días sacaba a la luz una nueva, entreteniendo mi corazón y alimentando mis neuronas de dosis concentradas de ella, porque era ella y sólo ella la persona capaz de generar tales afirmaciones y era lo que la diferenciaba del resto del mundo. Cualquiera diría que sus pecas en lugares tan bizarros como en sus rodillas, nudillos, muñecas y codos, eran lo que la haría única y especial pero para mí eso era sólo un detalle de su exuberante y espectacular físico que a veces alimentaba mi ego al hacerme sentir el ser humano más afortunado del mundo por contar con semejante compañía a mi costado.

Ante tales comentarios era imposible preguntarme a mis adentros si ella tenía algún recuerdo memorable conmigo? Si lo había diminuido con su hipótesis y si pensaba que todo lo que vivíamos juntos era una serie de acontecimientos insignificativos e ilógicos que poco tendrían que ver con el amor y el compañerismo. Casi inmediatamente luego de hacerme tales cuestionamientos me arrepentía e intentaba ocupar mi mente con cualquier otro pensamiento que sustituiría el anterior sólo para no preocuparme de ser tan poca cosa para ella.

En el verano del 2006, tres meses después de habernos conocido, pasábamos todas las mañanas, tardes y noches juntos – por no decir todas las horas del día-. Era extraño compartir tanto y no aburrirnos el uno del otro. Me atrevo a decir que desde entonces vivía y existía sólo para ella. Para acompañarla. Para alimentarla. Para besarla. Para darle todo el amor y todo el afecto que una persona puede darle a la otra. A veces le leía cuentos, otras ella me ponía música y nos echábamos en el sofá, abrazados, a cantar y tararear las canciones que poco a poco fueron formando parte del soundtrack de nuestras vidas y de nuestra historia juntos. Una historia que duraría poco pero que sería la única historia que realmente conocí. La que viví junto a la mujer que me completó y me llenó lo suficiente como para vivir una eternidad sintiéndome afortunado por el tiempo que pude compartir con ella.

Natalia era una chica bizarra. Pasaba días felices y otros tristes. Tal vez piensas que todos somos así y que todos vivimos felices y tristes a veces, pero con ella era diferente. De repente de lunes a miércoles era el ser más feliz del universo, y luego de jueves a domingo era el ser más miserable. A veces en un mismo día la observaba despertarse triste y acostarse feliz. Nunca pensé que alguien pudiese cambiar de estado de ánimo tan drásticamente, porque más que sentir tristeza ella sentía desmotivación hacia todo en la vida. No tendría ganas de hacer nada ni de opinar –cosa bien extraña para ella-. Cuando estaba ‘desmotivada’ sus afirmaciones eran pesimistas, de humor negro y para muchos, difíciles de digerir. Su bipolaridad no afectaba el cariño que le tenía, más bien acentuaba las ganas que tenía de protegerla y cuidarla durante toda una vida. Y eso, toda una vida, fue precisamente lo que faltó para tenerla siempre a mi lado, siempre conmigo. Porque verás, yo aprendí a querer, a realmente amar con ella, pero no aprendí que a veces el mundo tiene un destino planeado para nosotros y que, no importa lo que hagamos, él siempre va cobrar vida al final. No, yo siempre fui de los que pensaba que el destino lo va construyendo uno mismo en el camino, pero dado a cómo ocurrieron las circunstancias hoy en día prefiero pensar que estuve siempre equivocado, ya que me niego a aceptar que Natalia construyó su destino, un destino que la llevaría a la muerte antes de cumplir los 26 años.

La conocí una mañana de marzo. Yo estaba en el centro médico esperando que me atendiera el doctor por una otitis aguda mal curada que me estaba volviendo loco. Ella estaba ahí, en la sala de espera, intentando leer un libro que al parecer era bastante aburrido porque al ratito me empezó a buscar conversación. “No te parece un absurdo que le exijan a uno pedir una cita para igual tener que venir y esperar 3 horas para que te atiendan? Quién entiende a esta gente.. yo sé que yo nunca lo haré.” ‘Cierto, yo tampoco entiendo nada’ respondí, sin saber mucho qué decir ante una situación como esa. Ella seguía hablando sobre el tiempo que tenia esperando, el libro mal escrito que tenía en las manos, la poca paciencia que Dios le había otorgado, y quien sabe qué otras ridiculeces. Por un momento sentí que era la profesora de Snoopy que habla y dice palabras sin sentido. Yo estaba estupefacto, viéndola hablar y hablar por minutos sin parar, sin preguntarme nada. Aquello era lo más cercano a un monólogo que yo había presenciado y una parte de mi estaba encantado ante la presencia de semejante creatura. Tenía el pelo negro, los ojos miel y la piel blanca como una porcelana. Cada vez que sonreía se le formaban dos hoyuelos al borde de cada extremo de sus labios. Poco tiempo después la enfermera llamó a Natalia Martínez y ella se levantó, sacó una tarjeta casera de su bolsillo y me la entregó mientras me preguntaba cuál era mi nombre. “Alfredo Vegas” le contesté, inmediatamente me contestó “Un placer”.

La tarjeta probablemente la diseñó ella misma y la imprimió en casa. Decía “Natalia Martínez, escritora independiente” acompañado de una dirección de correo electrónico y una página Web que asumí era un blog donde publicaba sus escritos. Al llegar a casa prendí casi impacientemente la computadora e ingresé en su blog, extraña página llena de citas, ensayos y cualquier ocurrencia de la susodicha. Pasé horas leyendo sus escritos, recuerdo haber pensado que la carrisita tenía mucho talento y procedí a escribirle un correo dándole las gracias por compartir su escritura conmigo e invitándola a un café la semana siguiente. Dos días después –como quien no quiere la cosa- me respondió el correo con la cita concretada “Café Olé, Las Mercedes, martes 4:00 PM”. Esa fue la primera de muchas tardes que pasaríamos juntos, hablando de cualquier tema y compartiendo –sin saberlo- los pocos meses que nos quedarían juntos por vivir.

Saturday, August 1, 2009

Nunca he ido al Oeste de Caracas


Hasta hace poco nunca me llamó la atención saber qué hay ni cómo es el Oeste de Caracas. No me quitaba el sueño, no me intrigaba. De chiquita pensé que el Este lo era todo, es decir, Norte, Sur, y Oeste también. Crecí y al entrar en la universidad, me vi obligada a salir de mi burbuja, este nuevo mundo me incentivó a querer saberlo todo. A conocer más.
Así empezó mi paseo hacia una zona poco frecuentada por los que vivimos en el Este, tanto que en algunos casos llega a convertirse en un tabú. Son muchos los que piensan que al bajarse del metro, inmediatamente serán amedrentados con una pistola. Yo hice el intento de borrar cualquier barrera mental en mi primera experiencia.
Venía de Chacaíto, donde corrí disimuladamente por las aceras de la Av. Francisco de Miranda. Intenté cruzar la calle varias veces. No fue fácil. Los semáforos peatonales no son más que una utopía en una ciudad que no fue pensada en quienes caminan.
Confieso que pocas veces en Caracas me ha tocado usar el Metro. Cuando el vagón llegó a la estación Agua Salud me asombré. No sabía que me ofrecería una vista así, viva y directa, de lo que había fuera de ese encierro subterráneo. Era intimidante. Una especie de “vista previa” que se asomaba desde la ventana y venía acompañada de una canción: la música provenía de la guitarra de un señor que movía sus labios al compás de “No te enamoraste de mí”, de Ricardo Arjona. Ese fue el soundtrack del temible 23 de Enero, donde se bajaron unos cuantos y se subieron muy pocos. En breves minutos llegué a mi destino final: Gato Negro. Al salir me sentí como una extranjera en mi ciudad. Encontré una avenida iluminada por un sol radiante –una figura poética que engaña, pues ese sol fue el mismo que me derritió conforme pasaban las horas.
En la extensa Avenida Sucre de Catia se observan esos viejos y “auténticos” comercios que funcionan desde que abrieron sus puertas hace cuarenta años: frigoríficos, panaderías árabes, pastelerías, peluquerías, quincallerías, y abastos, establecimientos que no se han visto obligados a sumarse a la red de las grandes cadenas. Y un dato para el recuerdo: en el Supermercado Quincallería Tai abundan arroz, café, huevos, papel toilette, caraotas negras, leche descremada; productos que, en tiempos de revolución, no se consiguen en las principales cadenas de auto mercados del Este. ¿Será porque ahí trabajan únicamente 3 asiáticas que, en efecto, no entienden ni papa español?
En Catia, todo pareciera haber quedado estático desde su creación, o casi todo. No encontré, por ejemplo, ni un edificio moderno. El deterioro de la pintura en sus fachadas, las filtraciones y la inmundicia, traiciona a su arquitectura, delatando la falta de mantenimiento que se ve en innumerables rincones del lugar. Seguí mi camino, paseando, intentando descifrar lo desconocido, y la mirada de curiosa me delató ante los ojos de un extraño, que al verme, preguntó: “mija ¿y a ti qué te pasó? ¿Estás perdida?”.
En minutos llegué a Plaza Sucre, donde un inmenso mundo invadido de vendedores ambulantes se desplegó ante mis ojos. Nunca había visto tanta diversidad de corotos amontonados. Es un lugar donde no existe la clasificación ni el orden. Desde ropa interior, frutas, ganchos, franelas, kits de manicure y pedicure, cachuchas, zapatos de cualquier tipo, hasta cables, dvds, vestidos, música, libros, maquillaje, pasando por las cosas más absurdas que se puedan imaginar, como implantes de silicón para quienes no poseen suficiente busto. “Todo esto y más en el Bulevar de Catia”.
En la Plaza Pérez Bonalde, un jueves a las 3 y media de la tarde, resulta notable el gran movimiento de personas hablando y compartiendo. A un lado está un señor que canta con devoción –testigo de Jehová– al son de una música religiosa. Y los más pequeños todavía juegan a la “ere”, mientras algunas mamás practican su talento de chismógrafas.
Claro que hubo momentos con pocas personas alrededor, pero eso no me hizo sentir menos segura. Me conformé con sentir las inclinaciones del asfalto bajo de mis pies; ver los tendederos de alambre y escuchar los ruidos de algunos carros desesperados. A esa hora, el olor a perro caliente de los kioscos vecinos me aceleraron el apetito, hasta que vino un camión –de esos que escupen humo negro, demasiado humo negro– y me provocó náuseas.
Encontré un fuerte contraste del movimiento urbano de Catia, en el Parque del Oeste, a pocos metros de Gato Negro. Ahí todo es color de rosas. O mejor dicho, color verde. A diferencia de los edificios, el parque sí tiene un excelente mantenimiento; es un jardín que invita a disfrutar del paisaje, con sus pequeñas colinas y lagos, árboles, parejitas (siempre recordándote de lo que tú no tienes), y diversas obras de arte encontradas a lo largo del terreno. Me sentí relajada y feliz. Es el lugar de un mundo paralelo.
Esta experiencia me dio una visión del Oeste que antes era inexistente. El salvaje Oeste puede ser un lugar accesible para quienes están dispuestos a experimentar algo nuevo. Un sector olvidado por la modernización, pero que preserva su carácter único. Un lugar que pareciera haberse quedado en el tiempo, cubierto de polvo y de falsas amenazas ante una ciudad que se desborda y que, cada vez más, marca las diferencias pero también las semejanzas.

Ana Cristina Sosa M.

*Esta crónica fue publicada en la primera edición de la Revista Ojo

Saturday, July 18, 2009

El Diario de Marcos. Día 34

Ricky me pasó buscando a golpe de 7. Ya para ese entonces yo estaba muerto de hambre. En la mañana me meti una papa tan grande que ya a la hora de almuerzo no tenia apetito y no hay nada, nada, que más odie en este mundo que atragantarme comida sin hambre ni apetito. Así que tan sencillo como que no almorcé. Y por supuesto, ya a las 7 de la noche me quería comer no uno, sino 3 caballos si fuera posible. El camino al Paseo Las Mercedes se me hizo eterno, no sé si por pésima selección musical que tenía Ricky en el carro, por el tráfico, por el hambre, o por todas estas cosas en conjunto. Ricky hablaba de un problema que tuvo en la universidad con una profesora que lo cachó copiándose en un examen y ahora no quería dejar que cursara la materia con ella. Hay que ser bien bruto para no saberse copiar. Yo siempre he dicho, si te copias, te copias bien. Cuando se hace algo que tiene tanto riesgo como es copiarse, sólo puedes lograrlo si sabes bien cómo hacerlo. Finalmente llegamos y tuvimos que hacer cola para entrar en el estacionamiento. Increíble. Hasta en un centro comercial tan viejo, y extinto como el Paseo Las Mercedes tienes que hacer cola para entrar! No importa. Sabia que la comida valdría la pena. Entramos al Soma Café y ya Miguel y Eduardo estaban sentados en una mesa esperándonos. Miré alrededor para ver qué tal estaba el ambiente en el Trasnocho Cultural y cuando me volví ya Ricardo se había sentado por lo cual sólo quedaba un asiento. Me senté y enseguida ordenamos. Lo bueno de ese lugar es que no se tardan en traer la comida, realmente el servicio es eficiente. Pedí un rissotto de hongos para variar la pasta putanesca que siempre ordenaba. Eduardo lanzó un comentario a mitad de cena del cual nos cagamos de la risa un buen rato. “Parecemos dos parejas de maricos aquí sentados cenando, estás viendo lo que nos has hecho Marcos?” La verdad es que sí, no era un plan típico de 4 panas. “Lo que hacen por mí” dije.. y es verdad. Yo sabía que no habían dicho que no por lástima o qué se yo, pero a mi poco me importaban las razones por las cuales aceptaron mi propuesta de jueves por la noche. Entre una cosa y otra de repente sentí que la ví. Alta, blanca, pelo marrón caoba amarrado en un moño alto y un vestido (esta vez negro) con un escote en la espalda similar al pasado. Era ella. Eugenia. La mujer del vestido rojo que vi en el Trasnocho Lounge la vez que fui a ver Cita a Ciegas. No podía creerlo. El impacto en mi rostro era tal que los tres se dieron cuenta. Se rieron un rato de mi y reconocieron que sí, en efecto estaba divina. Yo quise saber más de ella. Su nombre verdadero, por ejemplo. Por qué siempre iba sóla para allá. Y vestida tan elegante. Quién era esa misteriosa mujer?

Sólo hay una forma de saberlo…

MS.

Wednesday, July 8, 2009

Sobre el guayabo

Desde pequeña siempre noté que el arte tiende a expresar más mensajes de despecho y desconsuelo que de alegría y felicidad. Esto se aplica desde los graffiti que se leen en los muros de las quintas, hasta las letras de las canciones, pasando por poemas, novelas y obras de arte en general. La inspiración pareciera venirnos cuando tenemos el corazón hecho trizas y no cuando por el contrario, estamos enamorados y felices (aunque siempre hay la excepción de la regla).

Debo confesar que el 90% de las visitas a mi blog se deben a una entrada que escribí hace como dos años, de las pocas en inglés, titulada “Heartbroken Letter to an Unknown Recipient”. Se quedarían locos si supieran la cantidad de gente que busca “cartas de despecho” en Google. Me & My recibe mínimo 15 visitas diarias gracias a esta gente ya que al hacer esta búsqueda el blog resulta como el segundo en la lista de resultados. Hace poco uno de ellos me escribió un correo a mi Hotmail con el siguiente mensaje “wow,,,heartbroken letter,,, im also heart broken,,,, and it sucks,,,”. Me he propuesto traducir esta carta enguayabada para la audiencia latina que busca “cartas de despecho”, vean la siguiente entrada ;) (la que está debajo de ésta)

Carta de despecho a un receptor desconocido


No estoy segura cuanto tiempo tengo sintiéndome así, pero pareciera que cada día que pasa es un día en el que estoy aún más cansada de todas las cosas y la gente que me rodea. No hay manera en la que pueda acostumbrarme a todos los ruidos en mi apartamento. Hasta mi gato me jode la paciencia. Trato de respirar profundamente, mientras recuerdo que hay cosas mucho peores en la vida. ¿Y que es lo malo en la mía? ¿El trabajo? Los días que parecieran nunca acabar, cargados de soledad y de encuentros sexuales vacíos que nunca terminan llenándome ni un poquito y que inequívocamente terminan recordándome lo mucho que te extraño y lo mucho que me gustaría estar contigo otra vez. Las horas parecieran durar una eternidad. Me ahogan adentro en formas que tu no pudieses imaginar. Trato de soñar contigo. Lástima que eso sólo hace el olvidarme de ti un tanto más difícil. Ya han transcurrido 3 meses desde la última vez que hablamos. Tuviste que irte. Tuviste que dejarnos, a Nueva York y a mí. Y mientras, en este infinito abismo esperamos el día en el que solo podamos escapar, a ti. Ay.. las cosas que yo daría para lanzarlo todo por la borda, renunciar a mi trabajo, abandonar el gato y el apartamento y simplemente vivir una vida llena de intensidad y pasión. Dejar todo atrás en un intento de encontrarte. De vivir contigo y convertirnos en la pareja que un día fuimos. No soporto esta tormenta dentro de mi. La ciudad pareciera desierta solo con mis pensamientos. Gente extraña corre sin parar, detrás de mi puerta existe este universo intenso que no pareciera parar. Los días parecen gris, pero todo esta en mute mientras lloro por razones estúpidas que solo logran enfadarme más y más. Es extraño que esté enojada conmigo misma por dejarte ir, aun cuando tu ni siquiera me lo advertiste, ni siquiera tuviste la decencia de despedirte. ¿Cómo pudiste hacerme esto? Después de todo lo que vivimos. Tu me dijiste una vez que no te gustaban las despedidas. Yo entiendo de eso. De verdad que sí. Pero después de pasar 4 años a mi lado, ¿no pudiste tan siquiera escribirme una nota? Te juro, no me hubiese importado si hubiese sido tan solo un post it. Cualquier cosa. Por lo menos algo a lo que me pudiese aferrar. Alguna prueba de despedida. Pero no. Tu decidiste dejarme, aquí sola, ahogándome en desesperación y soledad. He salido con 4 o 5 hombres, no te voy a mentir. Me imagino que tu has salido con muchas mujeres también. Ellos no estaban mal, pero realmente no eran lo mío. Porque ninguno de ellos eran tú. Te escribo y me acabo de dar cuenta que no tengo tan siquiera una dirección donde enviarte la carta. Uno pensaría que después de tanto tiempo, por lo menos recibiría una carta de disculpas. Pero no. He pensado en llamar a tus padres, o a tu hermana por lo menos y preguntarle por ti. Pero la verdad es que eso solo me entristece más, que tenga que contactarte mediante un tercero, cuando antes solía ser tan fácil, casi nunca te tenía que llamar. Era como si estuviésemos conectados siempre y tu sabías cuándo yo estaba buscándote y nos veíamos inmediatamente. Era así de fácil y así de simple. Y ahora ya no lo es. Es casi como si lo hubieses planeado, como si me hubieses agarrado la mano y dicho “Ey, te voy a destrozar, y bastante”, y ¿qué se supone que debía hacer yo? Estaba atascada entre tu y una posición muy compleja, ni hablemos de la complejidad. Después de todo este tiempo quiero que sepas que no te culpo más, hay demasiado dolor para empezar. A veces siento que me dejaste mitad muerta dentro de mi cabeza. Es como si hubieses jugado una broma conmigo y al final, perdí a un amigo. Creo que lloré por días y ya nunca volveré a ser quien era. Y nunca volveremos a ser quienes éramos.

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)