Sunday, November 25, 2007

Cita pendiente


Tengo una cita pendiente con mi soledad,
para ver quien soy cuando nadie esta mirando.
tengo una cita pendiente con la mujer que soy,
no la que fui hace tanto, ni la que ven los demas.
tengo una cita con tu recuerdo para ver que queda aun de ti

Pero no, mejor me voy... a donde sea,
que haya una sonrisa que me crea
y una mano acariciandome las venas.
pero, pero no, mejor me voy a donde sea
que quiero una mentira bien pensada
y ese ruido que me separa de la realidad
..y!

tengo una cita esperando con las palabras,
las que nos dijimos algun dia y todavia sigo pensando
a veces se me aparece en algún rincón
me cuentan lo que fuimos pero no dicen como fue que termino

tengo una cita con tu recuerdo para ver que queda aun de ti

JV

Saturday, November 24, 2007

Top 6 fotografías de la semana

1. "The Earth is Round" by Incredi
http://incredi.deviantart.com
2. Más allá de ti by Jedesmal
(http://www.flickr.com/photos/jedesmal)

3. Melody by Detail24
(detail24.deviantart.com)

4."La felicidad enraizada en el horizonte"
Modelo: Dayana Frías/ Fotografa: Yuri Rodriguez
5. "Francés Lerouge"
Fotografía: Elba Fernández
(http://flickr.com/photos/pequenasuricata/)

6. Because It's Summer III - by Incredi
http://incredi.deviantart.com

Tuesday, November 20, 2007

Smoke

My lullaby
hung out to dry
Whats up with that
Its over
Where are you dad
Mums lookin sad
Whats up with that
Its dark in here

Why, bleeding is breathing
You're hiding, underneath the smoke in the room
Try, bleeding is believing
I used to

My mouth is dry
Forgot how to cry
Whats up with that
Youre hurting me
Im running fast
Cant hide the past
Whats up with that
You're pushing me

Why, bleeding is breathing
Youre hiding, underneath the smoke in the room
Try, bleeding is believing
I used to
I used to

Why , bleeding is breathing
Youre hiding , underneath the smoke in the room
Try , bleeding is breathing
I saw you crawling on the floor



Sunday, November 18, 2007

Poema sin título

Esta noche tuve la sensación más extraña
Buscando respuestas en el techo de mi cuarto
¿Cuándo empezó a sentirse así mi corazón?
La soledad era para mi un estado habitual
Ahora la vida sin ti es sólo un "inhala y exhala" más

Así que te busco el día de hoy
Estaba ciega, ahora puedo ver
No podría dejar de quererte, ni siquiera intentándolo
Tu corazón late dentro de mí.

Así como una estrella en la oscuridad de la noche
como pájaros que se pierden volando
Así como las nubes del cielo azul son blancas
yo pertenezco contigo

Pensé que te escuché llamándome
Pensé que te vi buscándome
Intente agarrarte la mano, pero todo fue en vano
y te confieso que cuando tu no estás aqui
se siente un vacío en mi corazón.
Me visto, me veo en el espejo y digo
"Nada nunca volverá a ser igual"

He estado con alguien pero sola,
He buscado el amor en sombras de extraños
He visto la melancolía en un par de dados
Y es que todas las cosas que vienen en par me hacen llorar

Así que te busco esta noche
Estaba ciega, ahora puedo ver
No podría dejar de quererte, ni siquiera intentándolo
Tu corazón late dentro de mí

ACS

Saturday, November 17, 2007

El Olvido Que Seremos


A veces me pregunto qué será de nuestras vidas en 15 años. Cuando el comunismo haya invadido los metros cuadrados de éste país, cuando ya tengamos mínimo unos 6 años afuera, dispersos por el Mundo, todos en ciudades diferentes, por no decir distintos continentes. Me pregunto que será de nuestros tíos lejanos, aquellos que decidieron quedarse porque al fín y al cabo aquí son "alguién". Me pregunto que será de nuestro Sr. Presidente, ¿seguirá lanzando cadenas de 4 horas? ¿Habrá aprendido - para ese entonces- no interrumpir los discursos de sus compañeros presidentes? Me pregunto si seremos entonces lo que alguna vez fuimos ahora. Si tendremos recuerdos de lo que vivimos en un país que prometía darnos todo y más. Me pregunto si nuestros compañeros de colegio y universidad pensarán en nosotros - coye vale, ¿qué será de la vida de susanita? ¿será que sigue escribiendo en sus blogs - o habrá muerto en una cárcel remota en falcón por sacar esos reportajes al aire?- Día y noche me invaden éstas y otras preguntas que me hacen reflexionar sobre el ahora, y las tantas decisiones que nos esperan, que sin saberlo determinarán el después. Cómo me gustaría enterrar todos los recuerdos en un lugar accesible. Cómo me gustaría que te acordaras de mí. Que los amores no se desvanezcan en el pasado, sino que más bien se reproduzcan en el futuro. Que contemos todos con las herramientas para desarrollar habilidades telepáticas y así poder comunicarnos haciendo sólo el uso de la mente. Me pregunto si, mi abuelita: ¿se acordará de esa niña que se echaba a leer revistas Hola! con ella en su cama? Y su esposo, ¿se acordará de su nieta que amaba hablar de historia con él? Mi mami bella: ¿me perdonará por haber tenido que abandonarla? Y, qué será de las canciones de Franco de Vita que tanto escuchaba desde niña, "te amo, si tu no estás, te recordaré". Te recordaré. ¿En verdad me recordarás? Y así se pasan las horas de este sábado en la noche; pensando en ti, en mí, y en el inevitable olvido que seremos.

Ana Cristina Sosa M.

Wednesday, November 14, 2007

Diario de Marcos. Día 30.

Ese día estaba rodeado de sombras. Tal vez porque era el día de los Muertos (en mayúsculas para brindarles algo de respeto). Y también era el día en el que por fin iba salir de este hueco emocional. Sin ánimos de sonar dramático o de dármelas de la víctima, me disfracé de muerto. Tal vez porque porque así me sentía por dentro. Te das cuenta de que cuando te dije que me iba a disfrazar de Marcos Steadman no te estaba mintiendo, y es que no siempre para estar muerto tenemos que dejar de respirar. Sentía que era mi día y todo estaba saliendo bien. Cuando llegué estaba lloviendo. Bien, pensé. Como toda fiestita de CCS nunca puedes entrar directo, siempre tienes que esperar un rato afuera mientras haces cola y otras huevonadas. Habían unas 80 personas esperando para entrar. ¿Qué te puedo decir? Vi de todo. Wilma y Pedro Picapiedras, Flavor Flave, los pitufos, chefs, El Ché, Barby Mattel, Cruela De Vile, heladeros EFE, cerveceros, vendedores ambulantes, brujas, diablas, enfermeras, cirujanos, violadores y otras cosas que ni sabía identificar. Sin embargo de repente vi algo, que nunca supe si fue un engaño de mi leve trastorno mental o una ilusión óptica alimentada de mis más intensos deseos internos. Era una chica, disfrazada de arcángel. Tenía su rostro cubierto por una máscara blanca y su cuerpo era esbelto y petitte, similar al de C. Caminaba como ella y ¡hasta se reía como ella! Yo no podía con la intriga, con el desespero, quería acercarme, quería romper en mil pedazos todas las barreras que nos separaban, quería destruir esa maldita máscara y estrujarla hasta hacerla mi mujer. Así que la empecé a perseguir, sin ella darse cuenta yo estaba siempre atrás. Pendiente. Alerto. Buscando una explicación para entender cómo y por qué esa Arcángel tenía que hacer la señorita C. Y es que aunque me sienta mejor, hay noches en las que de repente, de la nada, siento su cuerpo cálido al lado mío. Seguramente – en esos momentos- abrazo la almohada y le hago el amor al colchón. Pero yo no puedo evitar tener esos sueños y en la fiesta cuando vi al arcángel quería creer que era ella. Quería poder garantizarme que era C. La muchacha (llamémosla así) no se inmutaba, se hacía la que no se daba cuenta de que tenía a alguien persiguiéndola y vigilando su cada movimiento. Eso pensé yo. Hasta que de repente, un bicho grande (te juro que parecía un guarda espaldas) me dijo – cual malandro de barrio “Qué es lo que te pasa a ti? Se te perdió algo? Tú ves ese culo que está ahí (señalándome lo que una vez fue mío) ese culo es mío. ¿Entendiste? Mío panita, y no voy a permitir, que un becerrito como tu venga a invadir terreno ajeno. Te quedó claro?” Yo estaba en shock. El chamo tenía el puño preparado para darme tremendo coñaso. “Tranquilo mi pana, yo solo quiero saber cómo se llama porque es la cagada de mi ex novia que me dejó con pasaje en mano y ando reventado”.- Adriana Fajardo-, me dijo con malas ganas y viéndome con una mirada que por más que me cuesta admitirlo, me tenía cagado. Me di la media vuelta y me instalé en la barra a beber. No te puedo decir el número exacto de vasos de vino que me tomé. No lo sé. Pero fueron los suficientes para hacerme vomitar la bilis camino a la emergencia del Urológico. Para mí eso fue lo de menos, yo quería que fuera ella y no podía aceptar lo contrario. Porque por lo menos así sabía que estaba aquí, sabía que aún vivía. El domingo después de la fiesta desperté a las 7 de la noche, estaba desorientado. Qué curioso como nos acostumbramos a despertamos al compás de la luz del sol y que cuando lo hacemos de noche nos sentimos como vampiros aislados de la sociedad. 3 redbulls y 4 vasos de agua después, me sentí renacer. Seguí durmiendo sin importarme nada. Hoy no estoy para nadie – pensé. Sé que no hace falta contarte que El Arcángel me buscó toda la noche. Aparecía en cada esquina de la habitación, la muy traviesa se metía dentro de las sabanas. Qué maldita sea ha hecho ella alguna vez por mí. No puedo creer que dejé las drogas y empecé alucinarla. Si por lo menos viera otra cosa, algo más que me ayude a olvidar. Ya no podía más. Me desperté alas 5 am y llamé al doctor Mártin. Hablé con él y conseguí que me diera la cita para esa misma mañana. Al diablo con las clases, mi salud mental es prioridad. Fueron tres horas de terapia, que probablemente se puedan resumir en estas páginas del diario. Le conté lo que me pasó, le describí la situación. – Hijo, te veo mal- me dijo. Es acaso una respuesta adecuado de un psicoanalista? Después me dijo algo que nunca olvidaré. "Por qué no la matas? En tu imaginación, en tus teorías.. mátala. Si está muerta solo la velas y el duelo puede ser un proceso rápido si trabajamos en eso". Tenía ganas de salir corriendo de ahí. Pero bueno, es que se volvió loco ese señor? Cómo me va pedir que mate la única persona que he amado en mi vida? Tenía ganas de arrojarle algo encima. Lo juro. No sabía qué, pero algo que le doliera al cabrón ese. Me paré y le dije hasta del mal que se iba a morir. El no entendió mi reacción ante su planteamiento. Le parecía "inmaduro, bizarro y loco". Yo le dejé claro que estaba perdiendo mis reales con él. Que ya no lo quería ver más. A la mierda...

Tuesday, November 13, 2007

Crónica de un presentimiento

Hoy amanecí con un leve dolor de barriga. Pensé en todo menos en ti, te juro que no por fin no pensé en ti. Quería algo pero no sabía qué. Quería quitarme ese dolor que sentía por dentro, "quizá me tomo una pastilla" pensé. Y es que yo pensaba que tenía que ver con un dolor intestinal, con una mala digestión. Poco sabía yo que era otro tipo de dolor. Un dolor que tal vez tenía todo que ver con lo que sentía por dentro, pero yo, tan perdida en mi rutina pensaba que ya todo estaba bien, que ya otra vez estaba feliz, con otro alguien que llenaba el breve espacio en que ya no estás.

Me paseaba por la universidad con un sentimiento extraño que aún no lograba identificar. ¿Cómo explicarlo? ¿Cómo hacerte sentir aquello? Algo así parecido a un susto inesperado, como aquel que una vez me echaste para quitarme el hipo. No recuerdo que tenía puesto, ni recuerdo que hacía en ese momento pero, tan inesperado cómo fue el haberte conocido, voltié el pescueso y ahí estabas tú. Tan sonriente, tan rosagante, tan tú. Riendo, echando cuentos cómo si aquí no ha pasado nada y tu sigues siendo el ser mas feliz del mundo. No, no sentí rabia ni melancolía ni envidia ni nada que se le parezca. Sentí impotencia. Impotencia porque lo único que quería era correr hacia tus brazos, abrazarte fuerte contra mí y decirte lo mucho que te quiero y la maldita falta que me has hecho. Sin embargo me aguanté las ganas de correr a tí. De besarte. De abrazarte. De quererte y adorarte. Me aguanté todo, pero no pude evitar gritarte, a los 15 metros que quizá nos separaban "Fulanito.. Fulanito " Pero tu seguías riendo, seguias echando tu cuento, tan concentrado como siempre, como un niño con cara de pillo. No me viste, no me escuchaste. Y yo, yo me sentía tan desnuda, tan frágil, tan cruda.. y ahí empecé a sentir el nudo en mi garganta, y eché a correr, pero en la otra dirección. Bien lejos de tí.

Poco a poco fui entendiendo, el malestar siempre fuiste tú, el presentimiento de que sabía te iba a ver después de tanto tiempo, de tantos besos. Y es que todavía sigues impregnado en mi piel, entrecruzado en mi corazón. Sigues estando en cada idea que me viene a la cabeza, en cada palabra que sale de mis labios, en cada beso que me niego a darle a cada clavo que me ofrece el olvido. Sigues estando de conductor de mi carro. En mi casa y en mis pensamientos. Sigues estando conmigo cada vez que me eche en la orilla del mar a contemplar la vista, sigues estando dentro de las historias de Caseopea, sigues en mi celular, en cada cuaderno y en cada escrito que escribo sobre este teclado. Sigues siendo tú, y sigues estando aquí.. y a mí no me queda más que esperar, esperar que algún bendito día te recuerdes de mí y decidas regresar.

Wednesday, November 7, 2007

Te soñé aunque nunca fuiste tú


Te soñé y estabas conmigo. Conmigo pero distante. Te soñé y todo era borroso, excepto algunas cosas que logré recordar con claridad. Estábamos en unos pastos, cual pintura de Monet, se veían borrosos. De alguna manera mis ojos eran los tuyos y tus ojos eran los míos. Te veía cómo si estuviese viendo a través de un vidrio empañado. Aun no sé a ciencia cierta si eras tú, pero me gusta pensar que sí. Tus manos se enredaban entre mis cabellos, mis ideas entre tus piernas. Te agachaste y me dijiste algo. Todavía no se bien lo que fue. Sacaste una flor de la tierra, me la arrojaste y me explicaste, inspirado, lo que eso significaba para ti. Estábamos drogados, pero no de ninguna sustancia. Parecíamos drogados de felicidad, de amistad de algo que poco a poco, nos fue llevando al más allá. Pasaron las horas y me besaste. Lentamente me adoraste. Todo giraba continuamente a nuestro alrededor, cómo advirtiéndonos del tiempo y de sus consecuencias. Nada nos importaba. Nada podía ser mejor que aquello. Me volteaste el cuerpo delicadamente y sacaste de tu imaginación una pluma fuente. Con ella escribiste sobre mi espalda palabras que sólo tú sabes componer. Los árboles a nuestro alrededor daban vueltas y gritaban y no sé como describirlos, no sé como apuntarlos. Tú, sin embargo, estabas allí, dando vueltas en mi imaginación. Poco a poco escuché una canción y desperté al son del despertador. Maldita sea despertarme y realizar que todo fue un sueño ficción. Y que probablemente allí sigues estando tú, tan presente y tan vivo. Siempre en mi imaginación.

Ana Cristina Sosa M.
Fotografía por: Elba Fernández (http://flickr.com/people/pequenasuricata/)

Sunday, November 4, 2007

Carta


Con letras ya borradas por los años,
en un papel que el tiempo ha carcomido,
símbolo de pasados desengaños,
guardo una carta que selló el olvido.

La escribió una mujer joven y bella.
¿Descubriré su nombre? ¡ No, no quiero!
pues siempre he sido, por mi buena estrella,
para todas las damas caballero.

¿Qué ser alguna vez no esperó en vano
algo que, si se frustra, mortifica?
Misterios que al papel lleva la mano,
El tiempo los descubre y los publica,

Aquellos que juzgáronme felices
en amores; que halagan mi amor propio,
aprendan de memoria lo que dice
la triste historia que a la letra copio:

“Dicen que las mujeres sólo lloran
cuando quieren fingir hondos pesares,
los que tan falsa máxima atesoran,
muy torpes deben ser o muy vulgares.

Si cayera mi llanto hasta las hojas
donde temblando está la mano mía,
para poder decirte mis congojas,
con lágrimas mi carta escribiría.

Mas si el llanto es tan claro que no pinta,
y hay que usar de otra tinta más obscura,
la negra escogeré, porque es la tinta
donde más se refleja mi amargura.

Aunque no soy para soñar esquiva
sé que para soñar nací despierta.
Me he sentido morir, y aún estoy viva;
Tengo ansias de vivir, y ya estoy muerta.

Me acosan del dolor fieros vestigios.
¡Qué amargas son las lágrimas primeras!
Pesan sobre mi vida veinte siglos,
y apenas cumplo veinte primaveras.

En esta horrible lucha en que batallo,
aun cuando débil tu consuelo imploro,
quiero decir que lloro y me lo callo,
y más risueña estoy cuando más lloro.

¿Por qué te conocí? Cuando temblando
de pasión, sólo entonces no mentida,
me llegaste a decir: ¡ te estoy amando
con un amor que es vida de mi vida!

¿Qué te respondí yo? Bajé la frente;
triste y convulsa, te estreché la mano,
porque un amor que nace tan vehemente,
es natural que muera muy temprano.

Tus versos para mí conmovedores
los juzgué flores puras y divinas,
olvidando, insensata, que las flores
todo lo pierden, menos las espinas.

Yo, que como mujer, soy vanidosa,
me vi feliz creyéndome adorada,
sin ver que la ilusión es una rosa
que vive solamente una alborada.

¡Cuántos de los crepúsculos que admiras,
pasamos entre dulces vaguedades,
las verdades juzgándolas mentiras,
las mentiras creyéndolas verdades!

Me hablabas de tu amor, y absorta y loca,
me imaginaba estar dentro de un cielo,
y al contemplar tus ojos y tu boca
tu misma sombra me causaba celo.

Al verme embelesada al escucharte,
clamaste,-aprovechando mi embeleso-,
“Déjame arrodillar para adorarte”,
y al verte de rodillas te di un beso.

Te besé con arrojo, no se asombre
un alma escrupulosa o timorata:
la insensatez no es culpa. Besé a un hombre,
porque toda pasión es insensata.

Debo aquí confesar que un beso ardiente,
aunque robe la dicha y el sosiego,
es el placer más grande que se siente
cuando se tiene un corazón de fuego.

Cuando toqué tus labios fue preciso
soñar que aquel placer se hiciera eterno.
Mujeres: es el beso un paraíso
por donde entramos muchas al infierno.

Después de aquella vez, en otras muchas,
apasionado tú, yo enternecida,
quedaste vencedor en esas luchas
tan dulces en la aurora de la vida.

¡Cuántas promesas, cuántos devaneos!
El grande amor con el desdén se paga;
toda llama que avivan los deseos,
pronto encuentra la nieve que la apaga.

Te quisiera culpar y no me atrevo;
es, después de gozar, justo el hastío;
yo, que soy un cadáver que me muevo,
del amor de mi madre desconfío.

Me engañaste, y no te hago ni un reproche,
era tu voluntad y fue mi anhelo;
reza, dice mi madre, en cada noche;
y tengo miedo de invocar al cielo.

Pronto voy a morir; esa es mi suerte.
¿Quién se opone a las leyes del destino?
Aunque es camino obscuro el de la muerte,
¿quién no llega a cruzar, ese camino?

En él te encontraré; todo derrumba
el tiempo, y tú caerás bajo su peso:
tengo que devolverte en ultratumba
todo el mal que me diste con tu beso.

¿Mañana he de vivir en tu memoria?
En aquella región quizá sombría
mostrar a Dios podremos nuestra historia.
Adiós... Adiós... hasta el terrible día.

Leí estas líneas y en eterna ausencia
esa cita fatal vivo esperando...
Y sintiendo la noche en mi conciencia,
guardé la carta y me quedé llorando.

Saturday, November 3, 2007

El Diario de Marcos. Día 29.

Ya men, ya me cansé de putas. De tabernas oscuras. De tragos amargos. De tristeza y soledad. De lo patético que me siento cada vez que me veo en un espejo, con la cara demacrada, el cuerpo lo he perdido porque con la falta de apetito me he adelgazado ya como 4 kilos desde que llegué a Caracas. Ya basta. Anoche me inscribí en un gimnasio cerca de mi casa. Fui al club a nadar toda la tarde y estoy con mejores ánimos, creo que la sertralina esa sí me está ayudando mucho últimamente es que noto la diferencia. En verdad se ve. Mi madre está aliviada. El Dr. Martin me ha ayudado considerablemente, está panita solo que de verdad que a veces se inspira y se pone demasiado intenso, con sus filosofías jungianas, teorías del universo paralelo y del inconsciente. Entre la película que te comente la ultima vez y estas vainas te juro que ya estoy vuelto un ocho. Pero por lo menos prefiero estar asi que despechado. La verdad pasó. Y ya no hay nada que yo pueda hacer para cambiar el curso de las cosas. Mas bien estoy aprovechando para ir averiguando, con calma y en frío, qué fue lo que paso, así que no te preocupes mi pana que tarde o temprano tu y yo vamos a llegar al fondo de este asunto, y créeme que tengo el presentimiento de que va ser mas pronto que tarde. Hace unos días me acerque al teatro y vi una obra que me pareció la vaina mas depinga del universo. Se llama "Cita a Ciegas". Habla sobre el destino, sobre las vidas de las personas que se cruzan, siempre habiendo una fuerza detráás que lo conecta todo. La vida te enseña muchas cosas, un ciego ve máás que una persona con la vista intachable, y es que, lo visible no se ve con los ojos. Si yo se, que fume la vaina, pero es verdad. Lo interesante está detrás de lo explícito. Vivimos nuestras vidas al compas de la rutina, sin darnos cuenta que muchas veces poco a poco hemos ido dejando de sentir y de pensar en lo que es realmente verdadero, y quéé es lo realmente verdadero? Creo que para eso estamos vivos, y para eso caminamos todos los díías y respiramos, sin darnos cuenta estamos descubriéndolo, cada uno a nuestra manera, solo que me imagino que ayudara estar conciente de ello. El cine y el teatro se han convertido en mis hobbies desde la ultima vez que hablamos. Solo que ahora trato de combinarlo con el ejercicio porque no quiero estar tan flaco y desnutrido, ya me estaba empezando a ver enfermo. Jaja no mentira, tampoco para tanto. Juan Cristóbal, mi ahijado, está mejorando burda. Ya no se la pasa con marikeras, eso es porque hemos pasado mas tiempo del común juntos. Tiene una semana en la casa porque su mama se fue a las oficinas de Europa de la compañía en la qe trabaja, por como un mes, asi que tenemos a Juancri por rato. Te contare sobre su progreso. En la universidad yo creo que ya nadie se acuerda de C., me asombra lo mucho que pasaba por desapercibida sin yo darme cuenta, y es que nadie ni se pregunta por ella. A veces te das cuenta que uno mismo es el que idealiza a las personas y que sin tí, a lo mejor no son nada. Sé que suena egocentrista, aunque no quise que sonara así. Hoy estoy como filosofico. El Dr. Martin me mando a leer un libro y aunque no lo leo todos los días, a veces si le hecho bolas y ya voy como por la pagina 56, se llama "El Héroe de las mil caras".. según él y que es su biblia. Que pana tan exagerado ese Dr. Martin. Pero bueno, más respeto a quien me esta ayudando a salir de estas. Total que no te conté, que el día que fui al teatro a ver Cita a Ciegas fui solo, llegué un poco muy temprano y me sente en la barra del trasnocho lounge. Ahí, me quedé un poco hipnotizado con la espalda al descubierto de una mujer que me trastornó. Llevaba un vestido rojo vinotintoso de seda, con la espalda al descubierto y el pelo recogido para deleitarnos con su escote. Nunca había visto algo tan fuera de este mundo. Se que sueno medio gay pero es que, realmente ese día deje de pensar, ahora lo unico que hago es imaginar la vida de aquella dama exquisita. Quisiera poder tener la osadía de sacarla a pasear, de acariciar su espalda y hacer con ella cosas nunca vistas. (La razón por la que estoy escribiendo tan poeticamente es que ando esccuando "no te cambio por nada" de arjona, jajaja). Pues si, de buen humor y todo. Como no se nada de ella, solo que tiene una espalda espectacular, vamos a llamarla Eugenia. Quiero verla otra vez, me pregunto si frecuentará ese lugar. Mañana domingo me voy a pasar por el teatro para ver qué tal, total, no tengo que pagar entrada para entrar en el lounge, solo tengo que consumir alcohol. Hoy voy a salir con mis panas a una reunión. La vaina supuestamente es de disfraces, pues yo iré disfrazado del carajo más parecido a mí que conozco. Sí. De Marcos Steadman. Pero hay algo que nunca sabrás, y es que........... nah, mejor te cuento en la próx.

MS.

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)