Wednesday, March 17, 2010

It's a 2.0 world we live in.

No sé ustedes pero desde hace meses que lo primero que hago al despertar es ver mi celular. Casi inmediatamente después de apagar la alarma, que me aturde el tímpano y me despierta amenzando cruelmente el funcionamiento del corazón, me meto en Uber Twitter. Esta maña es producto de mi absurda necesidad de leer qué twiteó la gente mientras dormía las últimas cuatro horas. 

Son sólo cuatro, porque en efecto me quedé bloggeando, twitteando, y facebookiando hasta las tantas de la madrugada. ¿Qué pasó con leer un buen libro? ¿Ver un capítulo de Seinfeld? O simplemente ¿echarme en mi cama a pensar? Ya nada de eso existe, lamentablemente, en mi rutina de lunes a viernes. Antes me frustaba cuando hacía esta reflexión, ahora simplemente lo olvido y lo acepto, por los vientos que soplan tengo la certeza de que esto no va a cambiar.

En el carro, lo mismo, no hay semáforo que no me invite a revisar el celular, con un ojo en retrovisor (paranoia) mientras el otro revisa los Twits y los dedos trabajan para dejar algún mensaje inoportuno, que casi siempre tiene que ver con el tráfico, lo tarde que voy a llegar al trabajo, la luz de la mañana, el sueño que todavía tengo y/o las "vibras" del momento, si es que no me dió por cantar la canción que despiden las cornetas de mi carro.

Una vez que llego al trabajo, lo primero que hago es esconder el celular en una gaveta, sin embargo nunca falla que entre las múltiples pestañas del explorador está la de mi blog, y la del Google Analytics. Por supuesto que gracias a la muy acertada Ley de Murphy,  las dos veces que realmente tengo chance de revisarlo, o escribir alguna entrada express, son aquellas en las que alguien asoma su cabeza en el cubículo para decirme algo. Casi siempre mi súper jefa. ¡Qué pena! 

Almuerzo casi siempre en 15 minutos para subir y escribir algo en el blog, así sea un borrador para publicar luego en la noche. Aprovecho también este break para Twitear alguna ocurrencia del día, o comentar alguna foto en Facebook (todo esto por el celular ya que por supuesto tengo toda broma bloqueada en el trabajo).

Del trabajo me desplazo a la universidad, dónde en clases monótonas y aburridas encuentro una agradable distracción en la web 2.0. Ideas vienen y van en un universo virtual del cual formo parte, mientras mi cuerpo está presente (y sin embargo ausente) en aquel salón de clases dónde el profesor intenta ignorar su molestia porque en efecto, la mitad del salón está haciendo lo mismo que yo. No se atreve a decir nada, probablemente porque sabe que es su culpa: si diera la clase como tiene que ser, nadie estaría buscando otra cosa que hacer.

En mi casa abrazo rápidamente la computadora, donde prendo el itunes a todo volumen, busco cualquier cosa en google (recuerden, soy "Googliana" según mi jefa), escribo alguna entrada y me sumerjo a socializar por las redes más que en cualquier otro evento presencial: llámese cumpleaños, bodas, reuniones, etc.

He visto más arte en páginas web que en museos, más videos de youtube que imágenes en televisión, he escuchado más canciones y radio en la web, que todas las canciones juntas de mi coleción de discos. Hay noches en las que incluso puedopasar horas viendo fotografías por Flickr de gente al azar que ni conozco ni tienen alguna conexión conmigo.

¿Qué decirles de mi adicción por el Gmail? Seguramente todos los que leen este blog sufren del mismo mal. Cada vez que el celular vibra (sólo lo hace cuando me llega un correo), o que veo en la pestañita  Gmail el entre paréntesis (1), mis ojos viajan a la velocidad de la luz para leer aquella nueva noticia, nunca spam, que no deja de sorprenderme. Y ahora, la última, Google Talk. No comments. Recursos Humanos: please don't fire me!  jajajaja...

Les confieso que a veces siento que mis amigos virtuales -quienes comentan en este espacio, gustan de algo que pongo en facebook o simplemente comparten ideas por Twitter- son más cercanos que los de carne y hueso, que me ven todos los días pero con quienes no comparto tantas intímidades. ¿Irónico, no?
Como verán, así se me pasan rápidamente las 20 horas del día, entre trabajo, universidad, y redes sociales, mientras comparto con el resto del mundo pensamientos, frustraciones, frases inspiradoras y canciones que acarician mis cuerdas vocales.

5 comments:

Anonymous said...

Hola Ana. Esta reflexión que nos compartiste me marcó y me sorprendió porque pudo haber sido escrita acerca de mi jornada... (y sospecho de la de muchos jóvenes actualmente). Ultimadamente me ha puesto a pensar a mi también. El otro día decidí que quiero volver a tomar un libro e incorporar leer y hacer otras cosas que antes disfrutaba en mi vida... sólo por el propósito de balancear un poco las cosas. Hasta ahora sigo sin cambiar nada...

Mina said...

Chócatela, sista!
Jaja, estamos en esta vorágine de la globalización. ¿no la amas?
Hoy twittié, por cierto, según CNN México, que en Londres hay clínicas que están tratando a niños adictos al Internet.
¿qué tal? jajaja

Daniela. said...

Plasmas la realidad de la mayoría de los jóvenes actualmente. A veces me siento hasta culpable de "perder" tanto tiempo en las redes, por eso todas los días trato de leer por lo menos 10 páginas de algún libro y retomar viejos hábitos.

Saludos :)

lauris said...

JAJAJAJAJAJA aniviris es DEMASIADO VDD!!! pero yo soy cyber/carne y hueso amiga, the best of both worlds! t amo! :)

Joanna Rodríguez said...

Ani somos jóvenes de redes sociales, yo duermo con el cel al lado, es como una maña, hasta voy al baño con el cel en la mano jajaja no puedo alejarme ni de él, ni de facebook, ni twitter. Y creo que ahora menos nos vamos a alejar de ellos con la tesis tan fina que estamos preparando =)
Te quiero muchísimo amiga, y adoro como escribes, ya te lo he dicho muchísimas veces, pero otra más no cae mal.

Besitos Joa

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)
 
Real Time Analytics