Thursday, May 6, 2010

Holding back my tears

Si es cuestión de confesar me entristece no saber de ti aún cuando sé que si me llamas probablemente no sabría que decirte. O cómo empezar a decirte todo lo que te quiero decir, sin miedo a que me interrumpas al minuto y me digas “ya no quiero”.

Pareciera tarea imposible explicar la maraña de sentimientos que tengo adentro, la sensación de haber pegado un brinco abismal, un riesgo para sentir esa felicidad infinita que conocí por un tiempo escaso y luego, se volteó rápidamente, tan rápido que aún no lo puedo asimilar.  Si no entiendes el sentimiento, imagínate algo así como si estuvieses felizmente cantando en el carro, pensando en lo linda que es la vida y de repente el carro se colea y te caes por un barranco y en la caída, no te da chance ni pensar en nada, sólo decirte a ti misma ¿qué es esto? No quieres llorar, todavía no puedes hacerlo porque no terminas de asimilarlo.

Luego viene la cachetada, la realidad al ver que pasan los días y sigues sin saber dónde estás parada. Hace una semana esto me pegó muchísimo, pero afortunadamente no me mató, y como dice el dicho, lo que no te mata te hace más fuerte. Hoy me siento más fuerte y me siento tranquila. Melancólica, sí. Sola, sí. Pero en mi soledad y mi dolor me recordé de quién soy y por qué estoy aquí.  La respuesta me da fuerzas para continuar con mi vida aunque mi alma está callada y dormida. Algo así como en stand by. No quiere reaccionar hasta que no sienta que tiene motivos para hacerlo. No quiere darse por vencida, pero tampoco se quiere crear ilusiones cuando no siente que la han alimentado lo suficiente.

Lo más triste del caso es que el tiempo va pasando y mientras las horas aumentan, a la par de crear un vacío más profundo en la boca del estómago, las horas también van asesinando la esperanza y sencillamente dejas de esperar… Dejas de esperar ese mensajito de texto que te diga que todo está bien, o esa llamada sorpresa que te corte la respiración confirmándote la peor pesadilla. Y empiezas a vivir la vida en automático, te levantas, te bañas rapidito, como quien no quiere pensar mucho, vas al trabajo, estudias, escribes y continúas respirando, intentando no pensar. La sorpresa viene cuando estás haciendo una cola infinita para pedir tu almuerzo en Migas y cuando finalmente te toca, ya el tiempo de espera actuó sobre ti y se te corta la voz para pedir un wrap de pollo. Y en eso piensas en el wrap de pollo. En lo más básico que te venga a la mente. Y poco a poco se te van secando las lágrimas que se asomaron pero que nunca se atrevieron a salir del todo como si estuvieses holding back your tears. Estás en Miga’s, y sola, por el amor de Dios. El nudo en la garganta sigue ahí, y el vacío en la boca del estómago también. Pero por lo menos nadie lo ve. Te vuelves a pasar el suiche y te preguntas cuántos días más podrás seguir viviendo en automático antes de enfrentar la realidad, cualquiera que sea.

2 comments:

Valen said...

COnfieso que me rompiste el corazon con estas ultimas tres entradas (de la cual esta es la primera me refiero)
A veces tengo miedo de estar en esa realidad y no aceptarla.
Que pasa si tenes un amor relampago que va y viene? No se si me exprese bien y si podras entenderme pero bueno..
Saludos.

Ana Cristina Sosa Morasso said...

Hola Valen!

Si supieras que sí, creo que entiendo perfectamente lo que dices. Mi primer amor relámpago fue en el 2007 y duró 15 días. Todos los años toca mi puerta esporadicamente, la última vez fue hace mes y medio y le pedí que por favor no me escribiera más nunca. En mi caso me hizo tanto daño la primera vez que con él no tengo fuerzas para volverlo a intentar (y me enamoró muchísimo).

Pienso que la persona que nos conviene va querer estar con nosotras contra viento y marea y va hacer todo lo posible por hacerlo de la manera correcta. No con intensidades por tres semanas y al día siguiente "ya no me acuerdo qué era lo que sentía por ti"....

Ojalá no sea tu situación... mucho éxito! jejeje

xoxo
ani

Labels

Acing the GRE (2) adicción (1) amigas especiales (1) amistad (1) amor (6) anitadas (7) aprendizajes (10) AWARDS (3) Bandas (1) BLOG DAY (1) Boston (1) BP nominee 2010 (10) Broadway Musicals (1) cabrones (1) canciones (1) canta conmigo (1) Carrie quotes (1) cartas de desamor (2) checklist (1) Cine (20) Cine nacional (1) Conciertos (1) Confessions (1) Contigo pero sin tí (1) cortázar (1) Crónica (14) cronicas viajeras (3) cruceros (1) Cuento (27) cultura (1) cumpleaños (1) curiosidades (5) cursiladas (2) desahogo (1) despecho (6) Diario de un drogadicto (36) Discursos (1) Disney (1) Distancia (1) druken (1) En Drogas (1) En español (1) Ensayo (4) ensayo corto (1) Enterteinment (1) Escrito (2) Escrito Corto (18) Existencialist mood (1) farándula (1) ficción (66) Fiction (4) Film (6) Fotografía (11) frases (1) Halloween (1) heartbroken (1) hidden messages (1) Hollywood (6) idiotas (1) imágenes (1) In English (12) In Memoriam (4) Información (2) initials (1) Invierno (1) John Mayer (1) Lecturas (libros) (7) lenguaje gíglico (1) Let's sing it (2) letras (4) letters (1) literatura (1) lyrics (4) melancolia (1) montejo (1) Movies (3) Music Profiles (7) Musica (5) Música (9) NaNoWriMo (1) natalia (3) No - Ficción (84) no ficción (5) Noticias Nacionales (1) NYC (1) Oldies (1) olvido (3) Opinión (1) People (1) perfil (3) photography (2) pictures (1) playlists (1) Poema (3) poemas (3) Premio (3) qué más puedo decir? (1) Quotes (7) random (1) realidad (1) RECONOCIMIENTO (2) Recuerdos (1) recuerdos cercanos (1) Reflexión (15) Reggae (1) Reportaje (2) Reviews (3) Road to the Oscars 2010 (17) SAY (1) Shows (2) Stanford (1) sueños absurdos (1) Teatro (1) teconología (1) TOP 6 fotografías de la semana (9) trastornos mentales (1) Turismo (1) TV (1) USA (1) Venezuela (2) versos inversos (1) Viajes (2)